Carty acabó la SC 77
Se convirtió en el terror con cinco jonrones  en el evento

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/E10A304D-EE7C-4599-A0D7-047A73F1A3B0.jpeg

Los Tigres del Licey, conquistaron su tercera Serie del Caribe, durante el evento celebrado en Caracas, Venezuela, en 1977, con un escenario  preparado para el recio bateador Rico Carty, quien implantó un récord de jonrones con cinco, además se hizo dueño de otras marcas, donde le pegó “fuego”, al Estadio Universitario, concitando la atención de los miles de venezolanos.

La serie anterior en  1973, los  felinos, también se adueñaron de la corona, justa celebrada en el Estadio Universitario, de Caracas,  Venezuela, la segunda en estas justas.

El evento caribeño fue el escenario para que el nativo de San Pedro de Macorís castigara sin  compasión a los lanzadores contrarios.

En la temporada de 1977, los felinos quedaron en el segundo lugar en el torneo de invierno, luego en la semifinal vencieron a los Leones del Escogido 3-0 y en la final a las Aguilas Cibaeñas, para obtener el visado de visita a la patria de Simón  Bolívar.

Junto a Carty, el comandante del batallón le acompañaron a los campeones nacionales, Rafael Landestoy, Manuel Mota, Bob Beall,  Teodoro Martínez, Ike Hampton, Tomás Silverio Pedro Borbón, Jesús Alou.

El jardinero Sammy Mejía, sustituyó a Cesarín Jerónimo, quien tenía compromiso con los Rojos del Cincinnati.

Además estuvieron como refuerzo el panameño Rennie  Stennet y Odell Jones, que jugaron con las Aguilas Por los Leones Federico Velásquez, Mario Guerrero y Mejía. La tropa azul que fue estructurada por el Monchín Pichardo, ganó su segunda corona en este clásico, en forma invicta con 6-0. El equipo de los  felinos salió como favorito en la justa, triunfó en el primer partido al potente combinando de Puerto Rico, con pizarra de 6-2, con bateo de Rico Carty y Manuel Mota, que dispararon cuadrangulares. El lanzador  ganador fue  Ed Halicki, quien realizó una gran actuación  durante la temporada..

En el segundo choque los Tigres vencieron a México, con un amplio margen de 10-0, con un total de 16 imparables, donde Rafael Landestoy, bateó de 5-3. En el  choque Carty, disparó su segundo cuadrangular. La victoria fue para el  norteamericano Odell Jones.

El tercer choque, fue el gran escenario de Carty, donde él con su  bateo acabó a los venezolanos, al diparar un jonrón de tres carreras, para que  el Licey se impusiera a los Navegantes de Magallanes, 3-0, con una gran labor en el box de Pedro Borbón, quien en  sexto le dio pase a Stan Wall.

La  cuarta victoria de los Tigres en la Serie del carie de 1977,  se lució en el estadio Rafael Landestoy, quien  bateó de  4-2, impulsando la carrera del triunfo.

El quinto triunfo azul  frente a los mexicanos resultó una fiesta de batazo, donde concetaron 23 imparables y 18 carreras anotadas, para  una victoria de 18-8. El lanzador ganador fue Ed Halicki. La victoria  contra Venezuela, para cerrar la serie finalizó 5-1, donde  Rico Carty, disparó su quinto cuadrangular, estableciendo una marca en serie del Caribe.   Jesús Rojas Alou, disparó jonrón.

Antecedentes

Carty  terror de los lanzadores

En la tercera corona que ganaron los Tigres, en Serie del Caribe, Rico Carty, se adueñó del evento, donde se convirtió en el terror de los lanzadores. Durante la justa de  seis partidos, el nativo de San Pedro de Macorís, fue el líder en carreras anotadas, con 8; líder en carreras empujadas con 10; líder en jonrones con 5 y el jugador más valioso. Los habían triunfados en  en 1971, donde logró la primera corona en Serie del Caribe. La maquinaria azul preparada por el estratega Monchín Pichardo, triunfó en el clásico de  febrero, durante la serie de 1973, demostrando su calidad de juego y  el dominio en el béisbol del  Caribe. Carty  integrante del conjunto azul llegó al evento con toda la fuerza  de su juventud.

Las claves

1.  Todos Estrellas

En evento celebrado en el Estadio Universitario, de Caracas,  el Licey logró cinco puestos en el equipo Todos Estrellas. Los lanzadores Odell Jones y Ed Halicki. El paracorto Teodoro Martínez, el tercera base Mario Guerrero  y el dirigente Bob Rodgers.

2.  Ganó fácil

El Licey ganó  la serie en forma invicta con seis triunfos, sin conocer el amargo sabor de la derrota. El dirigente  Rogers contó con un oportuno bateo  y un gran pitcheo de para de los jugadores de los felinos, así como los refuerzos que viajaron a  Venezuela.