Casa Abierta afirma país sigue rezagado en lucha contra drogas

Casa Abierta afirma país sigue rezagado en lucha contra drogas

Juan de la Rosa dice  RD sigue como principal ruta del tráfico internacional de  narcóticos

Juan de la Rosa Hidalgo, director de Casa Abierta, afirmó ayer que la conmemoración hoy del Día Internacional de la Lucha contra las Drogas encuentra al país atrapado en la ‘fracasada política ultraconservadora de principios del siglo pasado’, lo que considera peor que las sustancias narcóticas que dice combatir.

Manifestó que el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en su más reciente informe regional para Latinoamérica y el Caribe, señala que la República Dominicana está en “una trampa del desarrollo”, que incluye problemas de drogas.

“Ese informe afirma que nuestro país sigue siendo parte importante de las rutas del tráfico internacional de drogas y que hay un “aumento de los niveles de corrupción y en la capacidad coercitiva de grupos criminales”. Esto debería ser un urgente llamado a reflexión a las autoridades, que siguen con la represión como buque insignia de una política absurda”, expresó De la Rosa Hidalgo en una comunicación.

Manifestó que con frecuencia autoridades de control dan cuenta de grandes decomisos, pero que no parecen tener mayor impacto, ni en el control del tráfico internacional, ni en la disponibilidad de sustancias para el negocio y consumo interno.

Afirmó que una muestra de eso es la confianza en la impunidad que tienen los que controlan puntos de drogas, que hasta ‘son promovidos en redes sociales’.

Política incongruente. De la Rosa Hidalgo sostiene que las políticas represivas, incongruentes, ‘violatorias de derechos’, convierten a las personas consumidoras en delincuentes, teniendo como instrumento ‘la anacrónica’ Ley 50-88, sobre drogas y sustancias controladas.

“Esta ley que traza la política pública en materia de drogas, parece eterna, a pesar de los daños que está generando a nuestra sociedad, en especial a los jóvenes de comunidades vulnerables”, expuso.

Aseguró que eso sucede porque las autoridades ignoran las buenas prácticas de otras naciones, las recomendaciones de Naciones Unidas y de otros foros internacionales.
Dar trato humano. Hidalgo señaló que las adicciones son un problema de salud y que lo justo es dar a las personas adictas un trato humano y compasivo.

Entiende que la mejor estrategia es desarrollar políticas integrales, centradas en los derechos humanos, las juventudes, la niñez, las mujeres y las comunidades.

Dijo que al conmemorarse el Día Internacional de la lucha contra las Drogas, el presidente Luis Abinader, el liderazgo partidario, y el Congreso Nacional, tienen la oportunidad de convocar a un gran debate nacional para trazar una nueva política de drogas, basada en la ciencia, la salud y los derechos, como lo han hecho otras naciones.