Casa Abierta atribuye auge drogas a políticas absurdas

02_10_2015 HOY_VIERNES_021015_ El País7 E

El incremento en el consumo y tráfico de drogas en el país se debe a la política desfasada y absurda del Gobierno en materia de prevención y tratamiento, aseguró Casa Abierta, institución que trabaja con programas de prevención y reducción de la demanda de estupefacientes.
Juan Radhamés de la Rosa Hidalgo, director ejecutivo de Casa Abierta, considera que las autoridades aplican políticas totalmente desfasadas para el tratamiento de las drogas, dando la espalda a los nuevos instrumentos que existen para manejarlos
“Nuestro país tiene una mirada hacia los años 50 y 60 en materia de drogas”, sostiene De la Rosa Hidalgo, quien es psicólogo y especialista en el tema.
Lamenta que los programas que aplican las autoridades solamente hagan hincapié en el tráfico, como si esta práctica fuera el problema, ya que es el consumo el que produce el tráfico.
Definió como incorrectas las posiciones del embajador de los Estados Unidos, James (Wally) Brewster, así como del presidente Danilo Medina, quienes solo se refirieron al tema del tráfico, cuando la solución está en la prevención y el tratamiento.
“Tenemos que reducir la demanda de drogas para lograr que disminuya el tráfico porque no vamos a hacer lo contrario, la demanda está ahí y siempre habrá quien esté dispuesto a cubrirla”, precisa.
Asegura que si no se logran políticas de Estado centradas en el ser humano, como ha planteado incluso el presidente Danilo Medina, en las que se establezcan programas de prevención y atendiendo de manera digna a los consumidores, el problema seguiría en aumento. Lamenta que las instituciones que trabajan en la prevención y tratamiento, como el caso de Casa Abierta, reciban muy poco apoyo del Estado dominicano.
Señala que en ocasiones se les otorgan algunos recursos a través de la Ley 72-02 mediante confiscaciones, insuficientes para mantener una institución como esa funcionando.
El director ejecutivo de Casa Abierta precisa que por la falta de recursos esa institución mantiene detenida la apertura de nuevos centros en el país, por lo que llevan varios años con apenas cinco, tres de ellos de trabajo directo en Santiago, San Francisco de Macorís y Santo Domingo, y una en Palenque, San Cristóbal.
De la Rosa respondió así luego que el vicario de Pastoral Social de la Iglesia Católica, Domingo Legua, revelara que el consumo de drogas se ha multiplicado por mil en el país en los últimos 20 a 25 años, principalmente entre jóvenes desde los 12 años en adelante.