Casa Blanca favorece bajar cargas a la manufactura

http://hoy.com.do/image/article/476/460x390/0/020547C3-3EA1-49A0-9C0C-E0F61E019F19.jpeg

WASHINGTON
 Agencias.

  Estados Unidos debe mejorar el clima empresarial para la industria manufacturera y no colocar excesivas cargas regulatorias sobre el sector, dijo ayer la Casa Blanca antes de una reunión centrada en la industria.

El vicepresidente Joe Biden presidirá una reunión durante el día con los presidentes ejecutivos de las empresas manufactureras estadounidenses para establecer un “acuerdo marco” para impulsar los negocios del sector.

“Necesitamos regímenes legales, tributarios y regulatorios que promuevan la manufactura estadounidense y no colocar una carga excesiva sobre aquellos que desean producir manufacturas en Estados Unidos”, dijo la Casa Blanca en un comunicado que delinea el “acuerdo marco Obama” sobre manufacturas.

Agregó que estas políticas deben ser consistentes con los objetivos fiscales y ambientales del país.

“Debemos estar seguros de que aquellos que desean vender los productos que hacen en Estados Unidos en otros países tienen el acceso de mercado que requieren y que aquellos que venden a nivel doméstico no enfrenten competencia desleal de productores extranjeros aventajados”, agregó.

Tecnologías verdes.  El vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden anunció ayer  el apoyo de la Casa Blanca a un programa destinado a impulsar las inversiones en teconologías “verdes”, para lo cual se prevé un presupuesto de 5.000 millones.

 El programa, que debe ser aprobado por el Congreso, entra en el plan de relanzamiento económico por 787.000 millones promulgado por el presidente  Obama en febrero, y funcionará con un crédito impositivo de 30% para quienes inviertan en esos emprendimientos. 

 Los productos cubiertos por el programa incluyen la energía solar, eólica y también baterías, explicó la Casa Blanca.  Biden está encargado de un grupo de trabajo destinado a ayudar a la clase media, muy afectada por la crisis económica.

Cuenta corriente.  El déficit por cuenta corriente de Estados Unidos subió a 108.000 millones de dólares en el tercer trimestre, esto es el 3 por ciento del producto interior bruto, informó hoy el Departamento de Comercio.

Aún así el déficit por cuenta corriente está lejos del 6,5 por ciento del PIB que alcanzó en el cuarto trimestre de 2005. En el segundo trimestre el déficit por cuenta corriente equivalía al 2,8% del PIB.

El incremento en el déficit para el período julio a septiembre se debió, principalmente, a la subida del déficit del comercio de bienes. Un pequeño incremento en las transferencias unilaterales netas de extranjeros también contribuyó al déficit. Los ingresos financieros netos bajaron de $63.300 millones en el segundo trimestre a $38.300 millones en el tercero, y hubo un incremento de los activos estadounidenses en ultramar.

Inflación se mantiene moderada E.U.

Washington. Agencias. Los precios aumentaron en Estados Unidos en noviembre, tanto a nivel de productores como de consumidores, mientras la Reserva Federal mantiene su extraordinariamente generosa política monetaria para estimular el crédito.

El Departamento de Trabajo informó ayer  que el mes pasado el Indice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,4 por ciento, una décima más que el aumento de octubre. En un año en el que el IPC ha subido un 1,8 por ciento.

Si se excluyen los precios más volátiles de alimentos y energía, el IPC no tuvo cambios en noviembre después de 10 meses consecutivos de incremento. La inflación subyacente en un año ha sido del 1,7 por ciento para los consumidores.