Casa Blanca responde a las críticas de Fidel Castro

M3

Washington. EFE. Las críticas del expresidente cubano Fidel Castro al viaje a Cuba del mandatario estadounidense, Barack Obama, demuestran que la visita tuvo su “efecto previsto” en el sentido de “aumentar la presión” para que el Gobierno de la isla mejore su respeto a los derechos humanos, dijo ayer la Casa Blanca. “El hecho de que el expresidente se sintiera obligado a responder de forma tan contundente es una indicación del significativo impacto de la visita del presidente Obama a Cuba”, afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.
Earnest reaccionó así al artículo de Fidel Castro publicado hoy en los medios oficiales de la isla con el título de “Hermano Obama”, y en el que asegura que Cuba no necesita que “el imperio” le regale nada. “Nos agradó mucho la recepción que (Obama) recibió del pueblo cubano, y la conversación que pudo tener con funcionarios cubanos”, sostuvo el portavoz. Obama pudo “dejar claro” que “el compromiso de EU con los derechos humanos es sólido como una roca, y que eso va a cambiar”, de una forma que “no habría sido posible si no hubiera hecho el viaje”, agregó.