CASANDRA DAMIRÓN A 36 AÑOS DE SU PARTIDA

2C_¡Vivir!_26_3ok,p04

Hoy cumple 36 años en el cielo la cantante, bailarina y folclorista dominicana Casandra Damirón, dormida para siempre el 5 de diciembre de 1983 en Santo Domingo.
La artista, cuyo nombre real era Altagracia Casandra Damirón Santana, nació el 12 de marzo de 1919 en Barahona, hija de Eliseo Amable Damirón y Alicia Santana.
Cuenta el fenecido locutor y escritor Jesús Torres Tejeda en su libro “Fichero artístico dominicano”, que Casandra creció entre una alegre, sana y natural bohemia pueblerina, con el sonido de la guitarra, el piano y el violín, de modo que su oído se alfabetizó musicalmente.
“La Soberana” debutó en Santo Domingo con la orquesta de Luis Rivera en el Club Antillas, cantando el bolero “Cuando vuelvas”, de Agustín Lara.
Por su belleza y encanto, Rivera le escribió la canción “Ella”.

Impresionado por el talento de la joven, el maestro Rivera inició una relación que culminó en unión matrimonial el 4 de junio de 1948. De ese amor nacieron José Eliseo y Luisa Rivera Damirón.
En su primer matrimonio con Andrés Moreta, Casandra había procreado a José Andrés (Papito) Moreta Damirón (fallecido).

Casandra se dio a conocer por actuaciones en las emisoras de la época: HIG, HIX, HIN, y La Voz del Yuna (de Petán Trujillo) en Bonao, en 1945. En esta última fue proclamada “Soberana de la Canción Romántica”.
Por más de 25 años los premios anuales de la Asociación de Cronistas de Arte llevaron su nombre.
En su honor existen dos estatuas gigantes, una en la entrada de Barahona, su pueblo natal, en la avenida que lleva su nombre, y otra en la intersección de las avenidas Winston Churchill y Simón Bolívar.
Por ley, el edificio de Radio Televisión Dominicana lleva su nombre y debe identificarse como tal.

El Senado de la República Dominicana la declaró “Gloria del Arte y la Cultura Nacional” y además, su nombre identifica la estación de la Línea 1 del Metro de Santo Domingo con parada en el Teatro Nacional Eduardo Brito.
También figura en el Paseo de las Estrellas de la avenida Winston Churchill en Santo Domingo.