CASC rechaza más impuestos

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/3D642974-A0C3-4A79-997C-DE9499ABFCD8.jpeg

POR GERMAN MARTE
La Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC) pidió ayer al gobierno tomar medidas económicas y sociales de protección a los más pobres y rechazó la creación de más impuestos. Asimismo, demandó que incluyan representantes de los trabajadores en las negociaciones de los problemas nacionales.

Gabriel Del Río, secretario general de la CASC, calificó de grave la situación por la que atraviesa el país, y afirmó que el futuro de los trabajadores dominicanos es incierto.

Como muestra de la gravedad de la situación que a su juicio padece el país, el dirigente sindical citó la falta de seguridad social, el hecho de que a cinco años de ser aprobado el Seguro Familiar de Salud aún no entra en vigencia; los apagones, las cuantiosas inversiones en el Metro de Santo Domingo, la evasión fiscal, los bajos salarios.

A esto se suma “la perspectiva de un paquetazo de parte del Fondo Monetario Internacional”.

Indicó que a los problemas señalados se suman los fraudes bancarios, el déficit cuasi fiscal, la corrupción pública y privada, la drogadicción, la delincuencia, la inseguridad ciudadana, el gasto excesivo de empleos gubernamentales no productivos, la deuda externa, el crecimiento económico que no se refleja en las clases trabajadoras y el pobre poder adquisitivo de los trabajadores y el aumento del desempleo.

“La CASC rechaza que esta crisis sea enfrentada produciendo nuevos impuestos, lo cual iría en perjuicio de los trabajadores y sus familiares”, expresó el sindicalista.

Consideró, en cambio, que el gobierno debería dar ejemplo de austeridad reduciendo “sus gasto no productivos”.

Del Río Doñé demandó la entrada en vigencia urgente del sistema familiar de salud, un aumento general de salarios, creación de empleos y reducción de los artículos de primera necesidad, así como mejoría en los servicios elementales para el desarrollo humano.