Caso David de los Santos: La Policía lo ocultó de forma “burlesca e inhumana”

Caso David de los Santos: La Policía lo ocultó de forma “burlesca e inhumana”

Sede de la Policía Nacional.

“Ocultando de forma burlesca e inhumana”, así resalta uno de los detalles del expediente de solicitud de medida de coerción contra los implicados en dar muerte al joven David de los Santos.

Preocupa porque David no llegó a su casa el 27 de abril, su hermana Sugeidy Correra, luego de toda una travesía y de publicaciones en redes sociales; “llamó al destacamento de Naco, donde le confirmaron que su hermano David de los Santos Correa se encontraba detenido allá. Lo cual le dio paz a sus familiares, ya que por fin lo habían encontrado”.

Puedes leer: Caso David de los Santos: Nacional haitiano presenció los actos de tortura

En esa llamada, Sugeidy le pide que “por favor le permitiera hablar con él para tranquilizar a su madre que estaba muy preocupada. Respondiendo el miembro policial que no estaba autorizado hacer eso porque ya eso estaba en manos de la Fiscalía. Ocultando de forma burlesca e inhumana, que ya para a fecha la víctima se encontraba ingresado en condiciones críticas en el Hospital Traumatológico Dr. Francisco Moscoso Puello, debatiéndose entre la vida y la muerte, a consecuencia de los actos de tortura y barbarie cometidos por los imputados”.

Coerción

Fue aplazado para el viernes 13 de mayo el conocimiento de medida de coerción contra los implicados en asesinato del joven David de los Santos.

La decisión del aplazamiento se efectuó por disposición del juez de la Oficina Judicial de Atención Permanente del Distrito NacionalRigoberto Cena Salas.

El juez tiene previsto conocerle coerción a tres civiles y cuatro agentes de la Policía Nacional quien se habrían compuesto para dar muerte el joven.

Leer: Caso David de los Santos: Aplazan medida de coerción a implicados en su muerte

Según la acusación del Ministerio Público, los responsables de la muerte del joven de 24 años de edad son el capitán Domingo Alberto Rodríguez Rodríguez; segundo teniente Germán García de la Cruz; el cabo Alfonso Decena Hernández y el raso San Manuel González García (o Sari Manuel González García)

De igual modo, los civiles Santiago Mateo Victoriano, Michael Pérez Ramos y Jean Carlos Martínez Peña, quienes estaban recluidos en la celda del destacamento policial donde se cometió el hecho.