Caso Odebrecht: Alan García acude a fiscalía “sin temor” a ser implicado en el caso

Lima. El expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) acudió hoy a declarar como testigo ante la Fiscalía de Perú sobre el contrato del Gasoducto Sur Peruano, adjudicado a un consorcio integrado por la brasileña Odebrecht, “sin ningún temor” a ser implicado en este escándalo de corrupción.

En la puerta del juzgado, el exmandatario insistió en que “él no arruga” y que acudirá ante la Justicia todas veces que se lo requiera, tal y como hizo “en 39 ocasiones” en los últimos cinco años.

García desmintió así los persistentes rumores de que no se presentaría ante el fiscal y de que la audiencia para la que fue citado había sido suspendida, de los que se hicieron eco varios medios de comunicación peruanos.

Sin embargo, el expresidente aterrizó en Perú esta misma mañana procedente de España, tal y como había dicho en reiteradas ocasiones que haría, y con tiempo para acudir a la citación del fiscal anticorrupción Reynaldo Abia, quien investiga las irregularidades detectadas en la concesión del Gasoducto Sur Peruano.

“He actuado de acuerdo a mi consciencia y bien. Si hay algunos funcionarios de segundo nivel que hayan aprovechado obras del pueblo para enriquecerse y extorsionar a las compañías, que les caiga todo el peso de la ley, el máximo posible, porque traicionan al pueblo y ensucian obras que son en favor del pueblo”, afirmó a la prensa el exmandatario nada más salir del aeropuerto.