Caso Quevedo y regidor fijado para el 14 de octubre

12_03_2016 HOY_SABADO_120316_ El País11 A

Luego de varios incidentes que provocaron aplazamientos, este 14 de octubre el Séptimo Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional intentará conocer la solicitud de apertura a juicio de fondo contra el empresario del transporte Arsenio Quevedo y el exregidor de Pedro Brand, Ericson de los Santos Solís.

En el caso también están acusados de sicariato y otros delitos el sargento de la Policía Nacional Amaury Cabrera, Danilo Reynoso y Cristino Batista, tras supuestamente integrar una red dedicada a desaparecer sindicalistas del transporte.

Festival de aplazamientos. Desde marzo, cuando la Fiscalía presentó la conclusión de la investigación contra estos, no se ha podido dar lectura en audiencia a la acusación. Los aplazamientos en este caso han sido una constante, y según han expresado los fiscales a cargo de la investigación, se busca retardar el proceso.

Este argumento es refutado por la defensa de los imputados que dice en nada les conviene que el proceso se alargue porque son estos los que guardan prisión y los que tendrían el interés de que concluya.

Cronología aplazamientos. El 13 de abril fue la primera audiencia luego de presentada la acusación formal, se reenvió porque la defensa pidió ser notificada de las pruebas audiovisuales. La del 31 de mayo también fue aplazada según informaron abogados, porque estaba incompleta la acusación.

El 11 de junio porque Quevedo tenía problemas de salud; el 28 de junio por el no traslado de Reynoso. La siguiente convocatoria para el 8 de julio por la ausencia de dos abogados.

La audiencia del 25 de agosto fue aplazada por la falta de una sala espaciosa. Esta causa se conoce en tribunales prestados pues los juzgados de instrucción resultan pequeños cuando son muchos los imputados. Las dos siguientes vistas se aplazaron porque recusaron a los fiscales de la investigación, luego a la jueza por supuesta parcialidad.

Los aplazamientos de los procesos, como ha dicho la fiscal del Distrito Nacional, hacen que las víctimas abandonen los procesos, porque les es difícil pedir tantos permisos.