Castillo no descarta sicariato en caso de viceministro Santos

p4

El ministro de Energía y Minas, Pelegrín Castillo, dijo ayer que se reunirá con los investigadores de la Policía, el Ministerio Público y los abogados de la familia para conocer el expediente sobre la muerte del viceministro de esa institución, Victoriano Santos Hilario y su hijo Víctor Manuel, por entender que el sicariato, cuando se ve descubierto, se camufla bien para cometer sus fechorías.

“Evidentemente hay todavía algunas interrogantes, el mismo jefe de la Policía aceptó que las investigaciones siguen abiertas, hay algunas interrogantes que hay que aclarar, sobre todo, el tema de que si hay algún autor intelectual, detrás de lo que se presenta como un asalto”, expresó.

Indicó que tomará conocimiento directo de la investigación porque solo han visto lo que salió en los medios de comunicación.

Afirmó que el sicariato ha funcionado con tanta sofisticación que cuando lo descubren saben entonces camuflarse como asalto.

“Yo lo digo por el caso del teniente Suárez, de mi escolta, que fue asesinado y yo no tengo ninguna duda de que fue un acto de sicariato pero camuflado detrás de un hecho de asalto”, afirmó

Empero, el funcionario no cree que los trabajos de Santos en el Ministerio de Energía y Minas y las investigaciones que hacía tuvieran algo que ver con su muerte porque esa área, Eficiencia Energética y Ahorro Gubernamental, no conllevaba algún riesgo.

Pero expresó que sí era una figura emblemática en Sánchez Ramírez, candidato a alcalde, presidente de su partida. Toda una figura de influencia en la zona, pero por las funciones dentro del ministerio no hay ningún elemento ahí que se pueda decir conflictivo.

Castillo habló al finalizar una misa en la parroquia San Judas Tadeo, ofrecida por el ministerio, en memoria de Santos Hilario y de su hijo y oficiada por el cura párroco Mario de la Cruz.

También dijo, durante la misa, que continuarán los trabajos e investigaciones que hacía Santos Hilario y que además harán obras que e gestionaba para su provincia, que llevarán su nombre, como una forma de recordarlo. Lo definió como un hombre de buenas acciones.

Hay dudas aún. Para el abogado de la Familia, Cándido Simó, las características del hecho dan cuenta de que había un propósito diferente a robarle y entiende que no se les debe creer solo a los apresados, que es lo único que hay hasta la fecha.

“Ellos (los atacantes) hicieron un desplazamiento desde el aposento hasta la sala, con él (Santos) caminando y a ocho pasos por las escaleras de salida, es que le disparan y le disparan porque él se les revela”.

Sostuvo que la pistola 38 no es para sicariato, que el sicariato implica matar, el secuestro es para llevar, entonces con una pistola de esa magnitud, el tiro no es contundente.

Mnaifestó que el hecho de que eran cuatro hombres y no entraron a la habitación a buscar nada, es decir, se iban con él y que las características del tema mandan a que la Policía continúe la investigación para determinar si hubo alguien detrás de los autores materiales.