Castro encabeza gigantesca marcha

http://hoy.com.do/image/article/52/460x390/0/8EE026F2-D15F-445A-9EE7-120E4F865280.jpeg

LA HABANA (AFP).- El presidente cubano, Fidel Castro, encabezó este martes una gigantesca “marcha del pueblo combatiente” frente a la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana para protestar contra el terrorismo y las políticas de Washington contra la isla. Durante seis horas y 15 minutos, una gran multitud, estimada oficialmente en 1,2 millones, participó en la demostración, “la más grande en la historia que se haya efectuado en la capital”, dijo la televisión local.

Los terroristas “actuaron siempre bajo las órdenes de los gobiernos y los servicios especiales de Estados Unidos”, dijo Castro en un breve discurso de 12 minutos, antes de comenzar la multitudinaria marcha, que dejó paralizada la capital cubana.

“Es una marcha contra el terrorismo, a favor de la vida y la paz”, proclamó el presidente, vestido con su tradicional uniforme verde oliva.

Castro, quien el 20 de octubre pasado sufrió una accidental caída que le provocó fracturas en la rodilla izquierda y el brazo derecho, marchó a pasos largos y rápidos unos 700 metros, con una pequeña bandera cubana en las manos y rodeado por dirigentes locales, vestidos fundamentalmente con camisetas rojas.

Entre los participantes se pudo ver al segundo hombre de la jerarquía cubana y hermano del presidente, el general Raúl Castro Ruz, y al ex presidente nicaragüense, el sandinista Daniel Ortega.

“Cuba no quiere venganza, quiere justicia”, señalaron las consignas lanzadas por alta voces, en referencia al anticastrista Luis Posada Carriles, convicto por la voladura de un avión comercial cubano en 1976, el que se encuentra en Estados Unidos solicitando asilo político.

“Bush, fascista, captura al terrorista”, dijo otro de los lemas, que resumió la petición cubana de que Posada sea detenido y deportado a Venezuela, país que ha solicitado su extradición, pues el anticastrista es prófugo de la justicia de esa nación.

En una entrevista publicada por el diario estadounindese El Nuevo Herald, Posada Carrilles, de 77 años, negó su participación en el sabotaje del avión, que dejó 73 muertos, pero no rebatió acusaciones sobre su implicación en una ola de atentados con bombas en hoteles de La Habana en 1997.

La televisión estadounidense emitió también las primeras imágenes del militante anticastrista en Miami, vestido con un traje gris, camisa azul y corbata oscura, en una conferencia de prensa.

Los actos terroristas de Posada Carrilles “fueron financiados por los gobiernos de Estados Unidos a través de la tristemente célebre Fundación Nacional Cubano Americana, desde que fuera creada por (el presidente Ronald) Reagan en 1981”, dijo Castro.

Los manifestantes también pidieron el arresto y enjuiciamiento de Orlando Bosch, implicado igualmente en la voladura del avión y otros actos, entre ellos la muerte del ex canciller chileno Orlando Letelier.

Bosch fue indultado por la administración de George Bush padre, y actualmente vive libremente en Miami, sur de la Florida.

Desde las primeras horas de la madrugada, decenas de miles de cubanos comenzaron a marchar a pie o en ómnibus movilizados por las autoridades, hacia las zonas del Malecón habanero, la avenida costanera por la cual se realizó la marcha.

Un día sin sol y con cielo plomizo, favoreció la caminata pues protegió a los manifestantes del intenso calor característico de esta época del año en la isla.

Cuba ha sido sometida por Estados Unidos a “la más prolongada guerra económica de la historia y a una feroz campaña de terrorismo” que dura ya más de 46 años, dijo Castro en su discurso leído en la Tribuna Antimperialista José Martí, frente a la sede diplomática norteamericana.