Castro y Chávez no van a Cumbre

PANAMA (AFP).- La IV Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) será inaugurada la noche del jueves en la capital panameña, con un realce menor al esperado, ante las ausencias de más de la mitad de los jefes de Estado o de gobierno, entre ellos los presidentes de Cuba, Fidel Castro, y de Venezuela, Hugo Chávez.

Chávez, quien se vislumbraba como la figura protagónica de la cumbre, ante la ya anunciada de antemano ausencia de Castro, decidió la tarde del miércoles suspender su viaje a la ciudad de Panamá, según anunció la vocera de cancillería Alina Guerrero.

A ellos, se sumó el presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, quien tuvo que viajar de urgencia a Miami, donde se encuentra hospitalizado su hijo Jorge Bolaños (50), quien sufrió un derrame el fin de semana y a quien se le habría declarado muerte cerebral este miércoles.

Ante esas ausencias, en la cumbre de la AEC solo participarán 11 de los 25 jefes de Estado o de gobierno de la asociación, que pretendía ser relanzada en Panamá tras 10 años de haber sido fundada en Cartagena de Indias.

La ausencia de Castro fue confirmada por la delegación cubana el pasado martes. En su lugar asistirá el vicepresidente Carlos Lage.

La AEC tiene como propósito desarrollar el comercio entre sus socios, fortalecer la cooperación regional, promover el desarrollo sostenible, mejorar el transporte aéreo y marítimo, e impulsar el turismo, según sus objetivos.

“Luego de 10 años de funcionamiento, hay interés en evaluar la marcha de la AEC, identificar los avances logrados y dificultades a superar, así como establecer nuevas metas para la cooperación e integración”, dijo esta semana el canciller panameño Samuel Lewis.

México y Venezuela son dos de los motores que podrían impulsar a la AEC, debido a su preponderancia económica en la región, pero la ausencia del presidente venezolano le quitará algo de peso a su delegación, según los analistas.

Uno de los temas centrales de la AEC iba a ser la recién creada petrolera regional Petrocaribe, que nació a principios de julio con el apoyo de 14 de 16 naciones del Caribe, bajo el patrocinio del presidente Hugo Chávez.

Según trascendió, algunas naciones centroamericanas se habrían opuesto en las mesas técnicas de trabajo de la AEC, que iniciaron su trabajo el martes en la ciudad de Panamá, a darle preponderancia a Petrocaribe en la Declaración de Panamá, para no irritar a Washington.

Los países que firmaron el acuerdo constitutivo de Petrocaribe son República Dominicana, Granada, Jamaica, Surinam, Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, Belice, Bahamas, San Vicente y las Granadinas, Guyana, Dominica, Cuba y Venezuela.

Barbados y Trinidad y Tobago fueron las únicas naciones que se abstuvieron de suscribir el acuerdo y pidieron más tiempo para estudiarlo.

La única sesión de trabajo de la AEC se realizará el viernes en el Centro de Convenciones Atlapa, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad que se incrementó este miércoles.