Católicos ultras intentan impedir lectura de “Gólgota Picnic” en Varsovia

golgota

VARSOVIA. Unos 300 manifestantes católicos ultras intentaron impedir la noche del jueves una lectura del controvertido espectáculo “Gólgota Picnic” del argentino Rodrigo García en un teatro de Varsovia, presentación destinada a denunciar “una censura ideológica” por parte de los medios religiosos.

Con carteles de “No a la profanación”, “Sí a la cultura, no al blasfemo” y algunos rosarios en manos, los manifestantes intentaron impedir la entrada de los espectadores al teatro Nowy del célebre director teatral polaco Krzysztof Warlikowski. La policía tuvo que hacer retroceder a los manifestantes varia veces, según un video publicado por el diario Gazeta Wyborcza en su página de internet.

La lectura de la obra en torno al personaje de Cristo la hacían actores de la compañía de Rodrigo García. Un encuentro con el director argentino que debía seguir a la presentación fue anulado debido a una sustancia química fétida no identificada fue arrojada en la sala, indicó un portavoz del teatro contactado por la AFP.

A lo largo de la lectura, los manifestantes intentaron cubrirla con una cacerolada, rezos en voz alta, silbidos o gritos de “vergüenza, vergüenza”. La lectura en el teatro Nowy se inscribe en el marco de una protesta de los medios artísticos polacos destinada a denunciar una “censura ideológica” de la Iglesia polaca después de una primera retirada de la obra de un festival en Poznan (oeste). En el marco de dicha acción, el libreto de la obra será leído por actores el viernes en plazas públicas de varias ciudades polacas y ciertos teatros del país prevén proyecciones de su grabación en vídeo, según la página de internet del Instituto teatral polaco, la principal institución en materia de teatro, que apoya la iniciativa.

“Instamos a toda la gente del teatro y a todos los ciudadanos polacos a protestar masivamente contra la violencia en la vida pública y a defender la libertad de palabra, opinión y expresión artítica”, escribieron los autores de esta iniciativa. “Gólgota Picnic”, una metáfora de la Última Cena presentada como la última comida de la humanidad y la sociedad de consumo, debía ser presentada dos veces en el festival Malta de Poznan (oeste). Su director, Michal Merczynski, retiró la obra del programa el viernes “debido a importantes riesgos de desórdenes, de magnitud y forma que pueden ser peligrosas para los espectadores, actores y terceras personas”.

Según asociaciones católicas y nacionalistas polacas que protestaban contra esta obra “anticristiana”, se esperaban varios miles de manifestantes. “El espectáculo es percibido como blasfematorio y burla grosera de lo más sagrado para los cristianos”, declaró con anterioridad el arzobispo de Poznan, Stanislaw Gadecki. La obra, presentada en varios países, ya provocó protestas masivas de los medios católicos con sus representaciones en Francia en 2011.