Causas del dolor testicular

v1

El dolor testicular es una afección muy frecuente en los hombres, algunas afecciones pueden desencadenar un dolor de leve a muy intenso, dependiendo de la causa que lo produce.

El escroto agudo es un síntoma que se caracteriza fundamentalmente por dolor escrotal de aparición brusca y que puede ir acompañado de otros síntomas y signos dependiendo de su etiología, como estumefacción escrotal, náuseas, vómitos, síndrome miccional, etc., que nos van a oriental hacia su diagnóstico.
Constituye un motivo frecuente de consulta urgente, siendo la orquiepididimitis la causa más común en la población adulta y la torsión testicular en la pediátrica. Este último cuadro, representa, además, una verdadera urgencia.
En cuanto a la etiología, las causas fundamentales del síndrome del escroto agudo son la torsión testicular, la orquiepididimitis aguda y la torsión de los apéndices testiculares, que constituyen el 95 % de los casos. Además, existen muchas otras causas que pueden ser divididas en testiculares y extratesticulares.
Otras causas que pueden producir el síndrome de escroto agudo son:
1. Causas testiculares
Torsión del cordón
Torsión de anexos testiculares
Infecciones: orquitis, epididimitis
Hidrocele-espermatocele
Varicocele
Quiste de epidídimo
Traumatismos
Tumores testiculares
Infarto testicular idiopático
2. Causas extratesticulares
Hernia inguinoescrotal
Edema escrotal idiopático
Picadura de insecto
Gangrena de Fournier
Torsión testicular. Es considerada una emergencia quirúrgica, pues si no se establece el tratamiento en un lazo de 4-6 horas puede ocurrir el infarto testicular. Aunque los términos de torsión testicular y torsión del cordón espermático se utilizan de forma indistinta.
Desde el punto de vista fisiopatológico, la torsión da lugar a una detención en el retorno venoso.
Aunque puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente durante la adolescencia (entre los 12-18 años). La incidencia se calcula en 1 de cada 4000 hombres menores de 25 años.
Síntomas. El dolor constituye el principal síntoma de presentación. Típicamente es de aparición brusca, intenso y normalmente localizado en el escroto, aunque raramente puede estar referido a la región inguinal o hemiabdomen inferior, simulando cuadros de apendicitis aguda, cólico renouretral o gastroenteritis.
En el neonato se suele presentar únicamente como una masa escrotal firme, dura, con transiluminación negativa, e indoloro.
El dolor puede ir acompañado náuseas o vómitos. Generalmente no existe fiebre y la aparición de la misma traduce necrosis testicular, por lo que se observa sólo en casos evolucionados. En ocasiones, la torsión se resuelve espontáneamente, lo que explica la alta frecuencia en la que los pacientes refieren episodios previos.
Doppler escrotal. Es una prueba de fácil realización en cualquier momento. En caso de torsión existe una acusada disminución del sonido sobre la arteria testicular, y próximo a la obstrucción, está intensificado.
Algunos autores han descrito un aumento de la ecogenicidad en pacientes con torsión testicular.
Tratamiento. Una vez establecido el diagnostico, debe intentarse la detorsión manual, ya que es el procedimiento más rápido para restablecer el flujo testicular.
La orquidopexia debe realzarse para evitar la torsión y ha de ser bilateral, ya que la anomalía anatómica que predispone a la torsión es bilateral en más de 50 % de los casos. El 5-30 % de los testículos que no son fijados sufren un nuevo episodio de torsión.