CDEEE: se aceleran los pasos para eliminar los apagones 

http://hoy.com.do/image/article/479/460x390/0/A4BCC889-2E2E-424B-9FB0-47BEEB9509FF.jpeg

La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales realiza ingentes esfuerzos para garantizar que en dos años sean eliminados los apagones, declaró el licenciado Celso Marranzini. Aunque condicionó la inexistencia de cortes al equilibrio financiero de cobrar lo que se consume, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE partió del entusiasmo que evidentemente le produjo el esfuerzo por ofrecer 24 horas de servicio en Nochebuena y Navidad.

Asimismo, Marranzini citó también como factor determinante para lograr la supresión de los apagones el hecho de que la CDEEE trabaja “mucho” con la conversión de las plantas para que generen a gas.

El funcionario puso de ejemplo que por las deudas pendientes, la empresa AES tenía paradas dos plantas del parque de Los Mina. Una está en reparación y otra de 100 megavatios entró al sistema en diciembre como generadora de base. “Entonces, estamos hablando de que en vez de comprar a 17 centavos de dólar el kilovatio lo hacemos a 6.8”, agregó.

Marranzini dijo que la segunda unidad de Los Mina deberá entrar posiblemente en febrero con iguales características.

El titular de la CDEEE dijo que también se trabaja en la conversión a gas de las tres unidades de 100 megavatios del parque de Cogentrix, que pende de la construcción de un gasoducto, que se toma alrededor de 12 meses” y de otras posibilidades que pueden acelerar el proceso”.

“Eso significa un ahorro de 10 millones de dólares mensuales porque, en vez de costar 15 millones por operación y mantenimiento (de las unidades de Cogentrix) aunque estén apagadas, ahora serán sólo cinco”, precisó el funcionario.

Marranzini dijo que cuando esas plantas sean convertidas a gas, son 300 megavatios fijos en el sistema que hasta que entren las unidades grandes cuyos estudios de factibilidad están en proceso, “podríamos hablar de que no habrían apagones”.

En la actualidad, con la entrada de las dos unidades de Los Mina, en el país habrá un total de 500 megas a gas.

“Pero ahora se empieza a utilizar en el país el gas natural líquido. Hay dos empresas, la de los Lama y AES, que llevarán el gas natural a otras generadoras que permitirán la conversión de plantas que funcionan a diesel y a fuel oil”, dijo el titular de la CDEEE.

De acuerdo con Marranzini, esa mayor disponibilidad de gas natural en el mercado local también facilitará en dos años la reducción del costo de la energía entre un 25 y un 30%, mínimo. “Podríamos, incluso, reducirla mucho más”, agregó.

El vicepresidente de la CDEEE citó el hecho de que a (la unidad de) Palamara, que opera a fuel oil, se le paga el kilovatio a 17 centavos de dólar y que con la AES, que genera a gas natural, cuesta siete y seis y medio.

“Entonces”, prosiguió Marranzini, “estamos hablando de una diferencia sustancial, que ahí llevaría el sistema, prácticamente, al equilibrio que nosotros necesitamos”.

Doblar los clientes

Marranzini expresó su satisfacción por el incremento de los cobros de energía por parte de las distribuidoras y anunció una mayor proporción para el 2010.

Por igual, el funcionario dijo que la actual cantidad de clientes, un millón 350 mil, será duplicada el próximo año gracias al esfuerzo que se realiza en tal sentido.

La CDEEE tiene pérdidas cercanas al 40% y en el área es de 12%, por cada peso perdemos 40 centavos y por eso no se da la cantidad de energía que se puede dar.

“En Navidad, desde las 4 tarde del 24 hasta la 1 de la mañana del 26 tuvimos al país prendido completamente. Mostró gráficas que lo demuestran. Las líneas de oferta y demanda eran iguales perfectamente en un 98-99%, lo que indica que sí podemos dar energía”, dijo Marranzini.

El funcionario explicó que la CDEEE trabaja para que el país entienda cuánto cuesta la electricidad. Agregó que a un usuario de clase media baja le cuesta alrededor de 2,000 pesos cuanto no tiene aires acondicionados, ni microonda y sólo dispone de dos o tres bombillos, una nevera y si a caso un televisor.

Ante la pregunta de si está aplicando una contra-reforma con postergar la venta de las empresas distribuidoras, Marranzini respondió que “manejo la CDEEE como si fuera mi propia empresa, sólo que al final del año no me llevo los beneficios”. En su opinión, esas instituciones tienen ahora un precio menos cero, de “vaca muerta”, por lo que se precisa asumir acciones que las revaloricen.

El funcionario puso de ejemplo que las tres distribuidoras (Edenorte, Edesur y Edeeste) hoy se constituyeron en una especie de pool, que compra energía a los generadores como un solo usuario para así obtener mejores precios y mejorar su eficiencia operativa. “Si yo quisiera vender alguna de mis empresas debería hacerlo en el momento en que valga más”, agregó.

“Potencialmente”, continuó Marranzini, “las distribuidoras son empresas altamente rentables. Simplemente que han sido altamente mal manejadas”.

De otro lado, el funcionario auguró un mayor flujo de inversiones en el sector eléctrico cuando se transparenten las tarifas y los pagos de las deudas a los generadores. Prometió que dentro de poco tiempo entrará en vigencia la tarifa “técnica”, o sea, la que se aplica sin subsidio.

El vicepresidente de la CDEEE refirió que con las alzas de los combustibles en 2008 la tarifa eléctrica permaneció prácticamente inalterable.

Respecto a la deuda, Marranzini dijo que la arrastrada desde 2004, que era de 188 millones de dólares, se pagaron este año alrededor de 50 millones y ahora está en 140. Asimismo, de la deuda de este año que en agosto la encontramos en cerca de 500 millones de dólares, terminará el año en 222 millones.