Ceara Hatton recorre áreas protegidas de Villa Altagracia para comprobar problemas ambientales

Ceara Hatton recorre áreas protegidas de Villa Altagracia para comprobar problemas ambientales

En presencia del ministro, la Fundación para el Desarrollo de Villa Altagracia (FUDEVA) denuncia que continúan las invasiones de mercaderes de tierra en Loma Novillero y en otras áreas protegidas de Villa Altagracia. Exige la destitución y sometimiento a la justicia del director de INDOCAFE quien destruye el bosque y se burla de quienes exigen reponer los daños causados.

La construcción ilegal de viviendas para vacacional, la tala de árboles con fines comerciales y las prácticas agrícolas y pecuarias inadecuadas están diezmando El Parque Nacional Loma Los 7 picos y la reserva forestal Novillero, según pudo comprobar el Ministro de Medio Ambiente, Miguel Ceara Hatton, quien hizo un recorrido este domingo por las áreas protegidas de Villa Altagracia.

Debajo de la cadena de montañas que se observa desde la autopista Duarte se desarrolla un acelerado proceso de destrucción ambiental que amenaza no solamente la flora y la fauna sino también las fuentes de agua de los ríos Novillero, Basima y la Isabela que nacen allí, situación que fue apreciada por técnicos de medio ambiente y lideres de la Fundación para el Desarrollo de Villa Altagracia (FUDEVA), quienes acompañaron al Ministro.

“Las riquezas naturales, el clima agradable y la belleza excepcional de estas zonas han despertado un apetito incontrolable por apropiarse de ellas y se ha creado un mercado ilegal de compra y venta de terrenos de propiedad estatal”, explicaron Jacobo Reyes, Edita Pimentel, Ramona Ureña, Kennedy Ramírez y otros dirigentes de FUDEVA.

Los directivos de FUDEVA, institución líder de Villa Altagracia, solicitaron frenar este proceso de destrucción del patrimonio natural del municipio y advirtieron que de no revertirse la situación el suministro de agua la capital peligra. Recordaron que en Villa Altagracia se produce el 35% del agua que se consume en el gran Santo Dominico a través de los ríos Haina, Duey, Isabela, Isa y Mana.

Ceara Hatton recorrió áreas criticas en Loma Catarey, Los 7 Pico, Novillero y La Isabela y se mostró indignado por la destrucción del bosque y la comercialización de la tierras, que son del Estado. Prometió actuar en consecuencia e impartió instrucciones para levantar un informe técnico, que incluya establecer responsabilidades legales contra los agresores.

Recibió informaciones de los lugareños, quienes reportaron que la comercialización de las tierras es obra de bandas organizadas.

FUDVA pidió que se instalen cuarteles militares en la zona para proteger las áreas naturales, que se incremente la vigilancia forestal y que se castigue a los depredadores.

Exigió la destitución del cargo y el sometimiento a la justicia del director del Instituto Dominicano del Café, Leonidas Bautista, quien deforestó más de 500 tareas en una ladera del Parque Nacional Los 7 Picos, sin que haya pagado por ese grave crimen ecológico.

“Ese es un mal ejemplo para la sociedad, que daña la imagen del Gobierno y constituye una burla para quienes reclamamos justicia climática. Ese señor actúa irresponsablemente bajo la protección del cargo que ocupa y eso es intolerable e incompatible con un estado de derecho”, afirma la entidad.

Las declaraciones de líderes de FUDEVA fueron hechas frente al Ministro Ceara Hatton y del Procurador General de Medio Ambiente, Francisco Contreras. Este último no pudo explicar la tardanza en sancionar Leonidas Batista, quien derribó cerca de un centenal de palmeras y cientos de otros árboles, entre ellos caoba, pino, cabima, Mango, amapolas y Helechos arborices para hacer un conuco.

La entidad se mostró complacida por la visita del ministro de Medio Ambiente, que es la segunda que hace durante su gestión a las áreas protegidas de Villa Altagracia.

Publicaciones Relacionadas