CELAC, CEPAL y el desarrollo latinoamericano

Frank Tejada Cabrera.

En la quinta reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en Bávaro el 25/01/2017, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), planteó lo siguiente.
1. El panorama económico de Iberoamérica tiene desafíos que es necesario enfrentar para lograr el desarrollo sostenido, contemplado en la Agenda 2030 en medio de un contexto complejo. Ante la gran incertidumbre de avanzar en la integración de la región y más ahora con la amenaza de la Administración Trump, los países latinoamericanos tienen la oportunidad de integrar con mayor rapidez sus economías y el comercio, porque hay una amenaza de USA de querer aplicar la Doctrina Monroe que dice: América para los americanos y nosotros difundir el eslogan: América para los latinoamericanos. Creo que Donald Trump le está haciendo un favor a Iberoamérica, que nosotros deberíamos aprovechar para integrarnos comercialmente con pasos acelerados.
2. En la región es necesario trabajar con mayor ahínco en la diversificación de la producción, con tecnología e innovaciones que puedan competir nuestros productos en los mercados regionales e internacionales. El comercio de exportación que antes crecía a un 6% anual, en los últimos tres años viene creciendo a un 2% y los países de la región no han diversificado sus exportaciones, con la excepción de México, que ha sabido aprovechar el Tratado Comercial del Norte con USA y Canadá.
3. La CEPAL indicó que en el 2016 la economía de la región se contrajo en 1.1% y para el 2017 se proyecta una expansión de 1.3%. De ahí la necesidad de acelerar la producción de bienes de exportaciones, buscando mercados con nichos favorables bien sea por los bajos precios o productos que vayan a cubrir las necesidades de las etnias que se encuentran en USA y Europa. En el caso particular de RD tiene los convenios DR-CAFTA con USA y Centroamérica y con la Unión Europa la EPA, donde 27 países de Europa permiten que nuestros productos entren sin pagar aranceles y después del Brexit se puede negociar directamente nuestros bienes con el Reino Unido.
América Latina tiene que incrementar las tecnologías e innovaciones, para aprovechar las ventajas competitivas e aumentar los ingresos de divisas con valor agregado de nuestros bienes que hasta ahora se venden como materia prima. Hay que felicitar al Central Romana, que además de azúcar y melaza vende furfural, pero tiene que seguir aumentando la diversificación con nuevos productos.
4. Latinoamérica está considerada una región donde hay muchas diferencias de clases sociales y es necesario trabajar para ir acercando las brechas de clases y evitar lo que sucedió en el mundo en el 2016, donde 8 empresarios tienen riquezas equivalentes a 3,600 millones de personas en el planeta, lo cual es una irracionalidad que no se perdona, que haya diferencias entre las distintas clases sociales. Iberoamérica tiene que luchar por una mejor educación basada en matemáticas, ciencias y comunicación. Es una oportunidad fomentar el comercio regional.