Celebran Premio “Brugal Cree en su Gente”

En un concurrido acto celebrado en la Casa San Pablo, la Fundación Brugal realizó la Décimo Tercera Edición de su Premio “Brugal Cree en su Gente”, el cual fue otorgado al Instituto Técnico Salesiano (Itesa), por su significativo aporte a la educación del país.

La importante distinción se otorga a las instituciones dominicanas que realizan una labor solidaria con miras a buscar el bienestar de la colectividad nacional y en esta ocasión, la entidad con la mayor distinción recibió como premio la suma de dos millones de pesos, y 750 mil los ganadores de cada renglón.

La actividad estuvo presidida por la Primera Dama Margarita Cedeño de Fernández; George Arzeno Brugal, presidente de la institución; Ana Alvarez de Lara Alonso, presidenta de Manos Unidas, entre otras distinguidas personalidades de la sociedad.

Las entidades premiadas fueron el Instituto Técnico Salesiano, en el renglón Educación; Asociación Orden de Martha, en la categoría Asistencia Social, y en el área de Desarrollo Comunitario, fue galardonada la Agencia de Relaciones Comunitarias de la Cavilda, de Cotuí.

Mientras que la Sociedad Dominicana de Bibliófilos recibió el galardón en el renglón Arte y Cultura, y en Defensa y Protección al Medio Ambiente, la Sociedad Ecológica del Cibao.

Ana Alvarez de Lara, presidenta de “Manos Unidas”, Organización no gubernamental para el desarrollo, de inspiración católica, con sede en España, fue la invitada de honor de la versión correspondiente al 2004, del “Premio Brugal Cree en su Gente”.

Ella recibió de manos de Arzeno Brugal un pergamino de reconocimiento, al igual que la señora Ventola Beltrán, de la Fundación Hogar de Niñas Madelae.

En su discurso, el presidente de la Fundación Brugal manifestó que han sido trece años de arduo trabajo, durante los cuales, las distinguidas personalidades que forman el jurado de dicho premio han tenido no poca dificultad para seleccionar a las instituciones ganadoras, por la calidad de la tarea social llevada a cabo por cada una de ellas, y por la entrega desinteresada, auténticamente altruista, de quienes las dirigen.

“Hemos visto con beneplácito cómo durante estos trece años no sólo ha crecido el número de instituciones propuestas para el premio, sino también que aquéllas que han repetido en las nominaciones,s han fortalecido su trabajo de cara a sus beneficiarios”.

Sostuvo que este año eligieron el lema Crecer, por creerlo más oportuno que nunca, ya que la nación dominicana necesita en estos momentos del concurso de todos para echar a andar por las sendas de progreso tan anheladas durante tanto tiempo.