Celebran Premio Excelencia Industrial;
empresarios piden más incentivos

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/80CF7A19-C903-40FE-B850-D99427A5AAF5.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
En una ceremonia donde el presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH) abogó porque se eliminen los impuestos aduanales a las maquinarias y equipos usados por la industria local, se escogió al empresario Celso Marranzini, como el “Industrial del Año”.

En el marco de la celebración de la décima entrega de los Premios a la Excelencia Industrial 2004, el empresario Ernesto Vilalta propuso al Gobierno tomar medidas contundentes dirigidas a impulsar la producción nacional, mediante la recuperación de la industria, principal generadora de empleos y riquezas.

La actividad se llevó a cabo el pasado jueves en el salón La Fiesta del Hotel Lina y contó con la presencia del presidente Leonel Fernández.

Junto con Marranzini, fueron premiadas las empresas Ethical Pharmaceutica, C. x A. y Acero Estrella, S.A., dentro de la categoría Calidad a la Mediana Industria.

Mientras que Pisos y Techados Torginol, C. x A., recibió el galardón “Calidad a la Gran Industria” y el reconocimiento al mejor uso de nueva tecnología y protección al medio ambiente.

Otras empresas que recibieron placas especiales son las compañías Cerámica Industrial del Caribe (CERINCA), Laboratorios Roldán, C. x A. y Cortés Hermanos, C. x A., así como el señor Gustavo Taváres Espaillat.

Asimismo, La Nacional, Industria de Muebles y Colchones, C. x A. recibió el premio en dos ocasiones: uno por su excelente calidad a la gran industria y  otro  por aportar el mayor esfuerzo a la exportación.

La premiación tiene como meta incentivar el necesario proceso de transformación de la industria nacional en la búsqueda de la excelencia y la manufactura de productos de calidad mundial a través de la concienciación del empresario en la necesidad de estar preparado para los cambios.

“Proponemos que se eliminen todos los impuestos, tasas y gravámenes pagados en aduanas por las materias primas y bienes intermedios no fabricados localmente gravados con tasas arancelarias del 3% y del 8% así como también todas las maquinarias y equipos industriales”, dijo Vilalta al pronunciar un discurso en la ceremonia.

En ese orden, añadió que “de acuerdo con nuestros cálculos, estaríamos hablando de un sacrificio fiscal de alrededor de RD$2,600 millones, equivalente al 22% de las recaudaciones aduaneras”.

Agregó que “la constante modificación del entorno obliga a la continua adaptación de los procesos en las industrias, y este proceso, a su vez, ha forzado al equipo técnico a cargo de la Premiación a la Excelencia Industrial a ir ajustando los criterios de selección y evaluación, tornándose éstos más estrictos en la medida que avanzamos hacia la consecución de parámetros internacionales de valoración de la calidad”, dijo Vilalta.

Los renglones que fueron galardonados son “mejor uso de nueva tecnología”, “mayor esfuerzo hacia la exportación”, “calidad a la pequeña, mediana y gran industria” y al “industrial del año”.

En esta ocasión, además, fueron reconocidas empresas industriales de larga data en el accionar productivo de nuestro país que celebran su aniversario.

Se explicó que el reconocimiento al industrial del año potencia el espíritu de los líderes empresariales hacia el mejoramiento continuo del sector industrial en general y de su empresa en particular.

También su participación activa en los diferentes escenarios relacionados con los aspectos dirigenciales, sociales, educativos y medio ambientales de nuestro país.