Cena benéfica

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/C7C08551-4B30-43A0-922D-BE5ED2D77B02.jpeg

POR INGRIS LEYBA
En un ambiente salpicado de humor y sobre todo de solidaridad, los directivos de la Fundación St. Jude ofrecieron su tradicional cena en la que se congregaron diferentes personalidades del país, voluntarios  y colaboradores del proyecto con un solo propósito en común: contribuir con el tratamiento de niños enfermos de cáncer.

A la entrada del salón Gran Embajador del hotel Occidental El Embajador, el presidente de la Fundación, Alberto Besonias, esperó feliz a cada uno de sus invitados para agradecerles su presencia, a través de la cual aportaban fondos para los costosos procesos a los que son sometidos los pacientes de esta enfermedad.

 Besonias estuvo en compañía de su esposa Cibeles de Besonias, así como de Johannes Guillén y Carmen Julia Ruiz, integrantes de la directiva.

Una vez en el interior, unas atentas jóvenes conducían a los invitados a sus respectivas mesas, decoradas con lirios del valle, velones aromáticos y una singular tarjeta que contenía la oración por los enfermos, del Papa Juan Pablo II.

En su discurso de bienvenida a la sexta versión de la cena, el presidente de la entidad benéfica, inspirado en su hijo José Antonio Besonias, quien enfrentó los trastornos del cáncer hasta morir a los 18 años, agradeció el apoyo constante que ha recibido de la Fundación St. Jude desde su creación en el 2000.

Con alegría anunció que con lo recaudado en la cena será posible ingresar al programa a nuevos niños y niñas de los 40 que actualmente están en la lista de espera y que se unirán a los más de 70 que ya reciben asistencia en los diferentes hospitales del país.          

“Estos pequeños de escasos recursos que día a día luchan incansablemente junto a sus médicos y familiares contra esta terrible enfermedad, le agradecerán eternamente su colaboración, con la cual podrán continuar viviendo en salud y alegría”, agregó.

La parte artística de la noche estuvo a cargo de Maridalia Hernández, acompañada del maestro Rafael Solano, mientras que el toque de humor lo puso Jochy Santos, quien por cinco años aporta desinteresadamente su participación, al igual que la conductora de televisión Tania Báez.  

Finalmente, Miguel Lecrer y su grupo sacaron de la formalidad a los invitados con sus pimentosos merengues.

 Menú
Entrada: Ensalada César con pechuga a la parrilla, ensalada campera y griega.

Plato fuerte: Juliana de aves stroganoff, filete de pescado a la romana sobre pisto y escalopines de cerdo en salsa de hongos.

Postre: Estación de panes variados.