Censura india acorta los besos más apasionados del último film de James Bond

James

Nueva Delhi. La última película de la saga James Bond, “Spectre”, se estrena hoy en la India marcada por la polémica, después de que el órgano censor indio decidiera acortar los besos más apasionados del agente 007 con sus dos compañeras de aventura.

Los espectadores indios que acudan a las salas de cine para ver la vigésimo cuarta película de la franquicia, dirigida por segunda vez por Sam Mendes, verán largamente reducidos los arrumacos del actor Daniel Craig con las actrices Monica Belluci y Léa Seydoux.   “Los dos besos de Craig con sus coprotagonistas fueron acortados un 50 por ciento. El órgano censor no tiene nada contra los besos de James Bond, pero su duración fue percibida como innecesariamente excesiva”, afirmó una fuente no identificada al diario indio DNA.

La críticas dentro de la industria cinematográfica y de la escena intelectual india por acortar las escenas “picantes” se centraron en la figura del presidente de la Comisión Central de Certificación Cinematográfica (CBFC), el órgano censor, Pahlaj Nihalani.   “La decisión de Nihalani no es un reflejo de mis opiniones. Me parece una burla a la libertad del cineasta”, afirmó en su cuenta de Twitter el director de cine y miembro del CBFC Ashoke Pandit, que criticó que el presidente actúe siempre “por su cuenta”.   “No suscribo su limitación de los derechos creativos. (…) ‘Spectre’ es un film aplaudido internacionalmente, pero Nihalani la lió una vez más al degradarlo con su manera de pensar”, sentenció Pandit, natural de Bombay, sede de la industria cinematográfica de Bollywood, la mayor del mundo con unos 1.250 estrenos al año.

Otro director de Bombay, Shirish Kunder, ironizó en Twitter sobre el alto conocimiento que el órgano censor tienen de las mujeres, que “sabe exactamente durante cuánto tiempo debe besar James Bond a Monica Belucci para satisfacerla”.   El órgano censor, cumpliendo su cometido de mantener el “decoro y la moralidad” en las películas, decidió también silenciar dos palabras en “Spectre”- “Fuck” (joder, en inglés) y “Asshole” (estúpido).

La tensión entre los cineastas y el CBFC es inevitable, y las consecuencias económicas de no obtener un certificado para todos los públicos cierra la posibilidad de mostrar una cinta por televisión y puede hundir una producción.