Central convoca protesta nacional hoy y mañana

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/C2E7DD0B-961C-42AB-A8E8-E70490892D50.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ Y ODALIS PEÑA
La Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), que preside Ramón Pérez Figuereo, reafirmó que iniciará a las 6:00 de la mañana de hoy y durante dos días su jornada nacional de protesta, sin suscitar respaldo de las grandes organizaciones de transporte de pasajeros y carga. Pero varias organizaciones sindicales expresaron ayer su rechazo al llamado de la CNTU.

Contra la convocatoria a paro se han pronunciado la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (FENATRANO), que preside Juan Hubieres, la Federación Nacional de Transporte Dominicano (FENATRADO), que preside Blas Peralta, la Confederación Nacional del Transporte (CONATRA), encabezada por Antonio Marte, así como la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), dirigida por Gabriel del Río Doñé.

También ha rechazado el llamado a huelga la Unión Nacional de Transportistas y Afines (UNATRAFIN). Su presidente, Anastasio González, dijo que no respaldan una acción de quienes no tienen “moral ante el pueblo”.

Del lado del gobierno, el director de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), Germán Peña Guadalupe, advirtió que no permitirá huelga de choferes y garantizó que este jueves operaría más del 90% de la flotilla vehicular en todo el país.

Calificó la huelga como política, aventurera e inoportuna y consideró que no existen motivos para realizar este tipo de manifestación.

Pérez Figueres, al motivar la reafirmación del llamado, dijo que no se trata de una huelga, sino de un paro, con encendido de velas y banderas negras. Dijo que la CNTU está abierta al diálogo con el gobierno, siempre que éste lo propicie.

Advirtió que las coordinaciones para la protesta que se iniciaría hoy podrían ser la antesala de una huelga nacional.

“Nos mantenemos firmes y decididos para la jornada. Planteamos que se mejore el servicio energético, la falta de obras en las comunidades, el aumento de salario para la población, la entrada en vigencia del Seguro Familiar de Salud y la modificación de la Ley de Hidrocarburos para que el gobierno no la maneje a su antojo”, precisó Pérez Figuereo.

Afirmó que cuenta con el respaldo de más de 60 organizaciones, integradas por choferes, grupos comunitarios, populares y miembros de partidos políticos. Juan Hubieres, presidente de una de las organizaciones que rechaza el paro, dijo que aunque las motivaciones de la protesta sintonizan con las necesidades del pueblo, no responde a los intereses populares.

Agregó que los organizadores del paro se dejaron utilizar por personeros que intentan reciclarse, obtener ganancia política del descontento popular y beneficiarse de impunidad frente a actos de corrupción. Mencionó a los imputados en el Plan Renove como los supuestos financiadores de la huelga.

De su lado, el presidente de FENATRADO, Blas Peralta, llamó a la CNTU a posponer el paro y a buscar un acuerdo con el gobierno, argumentando que la proximidad de las fiestas navideñas no es propicia para estas actuaciones.

Hablando a nombre de los 88 sindicatos afiliados y 46,000 miembros de FENATRADO, Peralta pidió a las autoridades del gobierno buscarle solución al problema.

Entretanto, CONATRA dejó a sus afiliados en libertad de laborar normalmente los días del paro convocado por la CNTU.

DISCURSO DEL PRESIDENTE

Los transportistas dijeron no están contentos con los planteamientos que sobre la reforma fiscal presentó el presidente Leonel Fernández la noche del martes. Algunos dirigentes del sector dijeron que no entendieron su discurso, ni la manera cómo explicó que el gobierno recaudará RD$17,000 millones adicionales.

Marte señaló que no entendió al presidente Leonel Fernández y que tampoco sabe cuáles son los artículos que serán gravados con más impuestos.

Peralta dijo que los miembros de FENATRADO se reunirán para evaluar el impacto de la reforma fiscal.

Para Hubieres, el presidente Fernández dijo y no dijo. Consideró que el mandatario no especificó que los 10,000 choferes que usan gas propano operan interdiario y que diariamente movilizan un millón de usuarios, por lo que debe buscar una salida.

Sostuvo que el gobierno aporta a los transportistas menos recursos que los que destina a las generadoras para que mantengan el país apagado.

Opinó que si aumentan el precio del gas, serán los pasajeros quienes lo pagarán. En ese sentido, criticó que el presidente no identificara los productos agrícolas que pagarán impuestos.