Central Park, una parada obligada en Nueva York

El Central Park es un lugar con una gran vegetación, donde se respira aire fresco y puro

Cuando decidas visitar Nueva York no te olvides de conocer uno de los lugares más agradables que tiene esta ciudad que nunca duerme, y es su internacionalmente conocido Central Park.

Es un lugar con una gran vegetación, donde se respira aire fresco por todas partes. Un ambiente lleno de tranquilidad, donde puedes caminar, correr y disfrutar con amigos y familiares. El Central Park es un lugar para contemplar la naturaleza y en parte ver los grandes rascacielos que identifican la ciudad de Nueva York.

El Central Park ocupa la calle 59 hasta la 110, entre la Quinta Avenida y Central Park West. Se extiende en base a un gran rectángulo de vegetación, que supone un pulmón de la ciudad de Nueva York.

De acuerdo a informaciones el Central Park nació ante el gran aumento de la población de Nueva York, a comienzos del siglo XIX y a la ausencia de un lugar de esparcimiento.

Los ciudadanos conscientes de dicha problemática, compraron entre los años 1853 y 1856 unos terrenos en el centro de Manhattan por $5.5 millones con la idea de construir un gran parque público.

Las obras comenzaron en 1858, dirigidas por el arquitecto Calvert Vaux y el paisajista Frederick Law Olmsted, y se prolongaron durante veinte años.

Debido al ambicioso proyecto el mismo suponía un reto para los diseñadores que debían acondicionar un terreno rocoso, pantanoso y fangoso para convertirlo en un parque en el que se plantarían 4 millones de árboles, arbustos y plantas, y se construirían 36 puentes, 7 lagos, además de 101 hectáreas de jardines y 55 de bosques.

Con el fin de mantener el parque seguro y conservar la autenticidad del paisaje y su naturaleza, los arquitectos pidieron a las autoridades que se creara una ley por la cual no se pudiese modificar en el futuro el diseño original del parque.

Característica del Central Park. Cuenta con 4 kilómetros de largo por 800 metro de ancho, y tiene una superficie de 341 hectáreas en las que hay plantados 26.000 árboles y donde conviven 275 especies de aves.

Los domingos y días festivos es cuando se pueden encontrar más actividades, sobre todo conciertos al aire libre y espectáculos populares.

Qué más conocer. En sus alrededores el Central Park tiene otros atractivos culturales e histórico en sus alrededores, tales como el museo Metropolitano y la Frick Collection. Ambos son recomendables porque tienen un gran número de piezas históricas que les interesará conocer tanto a los grandes como a los pequeños de la familia.