¡Centro Cultural Perelló!

¡Centro Cultural Perelló!

 Una década de mecenazgo implicatorio

“El décimo aniversario del Centro Cultural Perelló, revela el gran compromiso que ha existido en el seno de la familia Perelló-Abreu y sus descendientes con su pueblo natal Baní y con su región.

Gilberto Hernández Ortega. Cementerio.Oleo sobre tela, 34×46 pulgadas.

De un sueño materializado surge un proyecto altruista de cultura para el desarrollo. Celebramos en esta ocasión con el enfoque de “Surgimientos” en homenaje a todo lo hermoso que se ha originado de este proyecto, comprometiéndonos a construir un futuro más humano a través de un renacer del arte, la cultura, la educación y el medio ambiente en la Región Sur”…(Julia Castillo Mejía, 2021).

En el contextodel neoliberalismo bestial y globalizador, humanidades creativas, mercado, cultura visual y producción artística, devienen conceptos y dominios dramáticamente desafinados.

Pero, en las últimas ocho décadas, la cultura y el mercado, depuran su intrínseca conexión mediante una dialéctica atractiva de pelota y pared, imán y limadura, hasta el grado de una efectiva “liquidación” de los tensos límites entre ética y estética.

Ya se ha dicho y repetido demasiado de múltiples maneras: el apoyo a la difusión de la cultura es una tarea esencial para el desarrollo integral de la sociedad y el estímulo sostenido de la sensibilidad, la educación, la imaginación creativa y el pensamiento crítico. Desde luego, aquí vuelve a imponerse turbadora la primera cuestión de rigor: ¿A quiénes y/o a cuáles instancias correspondería asumir esta tarea?

Amado Melo. Abrazo Cósmico. Escultura. Hierro, fibra de vidrio y pan de Oro, 68x36x9.5 pulgadas, 2012.

El apoyo reafirmador de los valores culturales y el mismo auspicio de su difusión, contribuyen al crecimiento espiritual de las sociedades.

Y es cierto que para auspiciar y difundir se necesitan valores trascendentes y meritorios porque no puede haber difusión sin producción.

Entonces, a la hora de reflexionar sobre esta necesidad, el mecenazgo cultural se nos revela como un fenómeno sociocultural de suma importancia y múltiples implicaciones.

En República Dominicana, desde los inicios de la primera década del siglo XXl, artistas, intelectuales, gestores culturales, educadores, promotores del arte y fundaciones culturales, coinciden sobre la necesidad y relevancia de una ley de mecenazgo cultural.

Así, el 17 de julio del 2019, después de una larga jornada de sesiones, acciones y expectativas legislativas que se prolongaría durante casi ocho (8) años, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley No. 340-19, mediante la cual se establece un régimen de incentivos para el desarrollo cultural y mecenazgo en nuestro país.

Asimismo, el viernes 10 de septiembre del año en curso, mediante el Decreto No. 558-21, el presidente de la República, Luis Abinader, aprobó el Reglamento de Aplicación del “Régimen de Incentivo y Fomento del Mecenazgo Cultural en la República Dominicana”, precisando el marco jurídico y los procedimientos de aplicación de la Ley de Mecenazgo Cultural.

En este contexto, asistimos a un debate que en lo adelante habrá de adquirir mayor visibilidad en vista de su gran significado y el creciente interés que sigue despertando en los sectores culturales, artísticos y sensibles de nuestra sociedad.

Salinas. La Administracion. Acrilica sobre tela,17×21 pulgadas,2000.

Ahora bien, aquí se impone consignar que, en Santo Domingo, al menos durante las últimas cuatro décadas y aun sin la existencia de leyes específicas, se puede hablar con propiedad sobre una auténtica y ejemplar labor de mecenazgo cultural, desarrollada por personalidades y entidades culturales privadas como el Grupo León Jimenes; Juan José Bellapart (1930-2020); Mildred Canahuate (Fundación Arawak); Banco Popular; Cándido Bidó (1936-2011) y su Fundación Bonao para la Cultura; la Fundación Corripio y la Familia Perelló-Abreu a través de Industrias Banilejas (INDUBAN), la Fundación Perelló y el Centro Cultural Perelló.

Localizado en Escondido, Baní, provincia Peravia, y dirigido desde el 2012 con admirable entusiasmo y espíritu de inclusión por Julia Castillo Mejía, el Centro Cultural Perelló, está celebrando este año 2021 su décimo aniversario, trayecto arduo, fructífero, ejemplar y exitoso que le ha permitido establecerse como una de lasmás activas instituciones culturales de nuestro país.

Julia Castillo. Directora del Centro Cultural Perello.

Como pilares del aleccionador trance ético e implicatorio con el desarrollo integral de la comunidad a la cual se debe, vale destacar la apuesta resuelta del CCP a favor de un mayor acceso a la cultura y una mejor calidad de la gestión y la difusión cultural en nuestro país.

Iniciando la celebraciónde su primera década, la tarde del pasado jueves 16 de septiembre, el Centro Cultural Perelló, dejó inaugurada la exposición colectiva “Surgimientos: Inspiraciones desde el Sur”, integrada por pinturas y esculturas de 14 artistas banilejos: Gilberto Hernández Ortega (1923-1979); Amado Melo; Julia Castillo; LissetteMejía; Frank Lara; Mircíades Andújar; Esmeralda Bobadilla; Nervin Pepen; Keneddy Guerrero; Isaac Soto; Francisco Mojica; Rafael Hernández; Miriam Miniño y Wandy Castilla.

El apoyo a la difusión de la cultura es una tarea esencial para el desarrollo

“Surgimientos: Inspiraciones desde el Sur”

Centro Cultural Perelló. Escondido, Baní, Peravia.

Curada con óptimos resultados por Son Will Féliz Torres, es una muestra organizada expresamente por el equipo del Centro Cultural Perelló como oportuno y sentido homenaje a Gilberto Hernández Ortega, uno de los maestros fundamentales de las artes plásticas dominicanas del siglo XX.

Elementos especialmente enriquecedores de dicha muestra, resultan las obras pictóricas de Hernández Ortega cedidas en préstamo por los coleccionistas Fernando Báez Guerrero y Mario Martínez Fernández.

Durante el acto de apertura, Julia Castillo Mejía, directora del CCP, junto a los hijos del gran maestro, Gilberto Hernández Escobar y Amelia del Mar Hernández, así como de la gobernadora de la provincia Peravia, Yadira Báez y la diputada Mercedes Castillo, procedió a la designación de la sala principal de exposiciones del CCP en honor a Gilberto Hernández Ortega, subrayando que “Baní, no es sólo una provincia de comerciantes, como piensan muchos, sino también una cantera de destacados cultores del arte que han dejado sus huellas tanto en las plásticas como en otros géneros”…

Frank Lara. Una vaina ajedrezada. Mixta sobre carton piedra, 50×70 pulgadas.

Espíritu de apertura; proactividad; diversidad cualitativa de contenidos y puntualidad reconocedora de la excepcional capacidad de trascendencia de nuestros valores y signos culturales identitarios, especializan y diferencian a grandes rasgos la labor de mecenazgo cultural y la gestión programática, así como las acciones humanísticas, educativas, creativas, expositivas y multidisciplinarias, desarrolladas durante los últimos 10 años por el Centro Cultural Perelló.

En esta última década, el caso del Centro Cultural Perelló se torna paradigmático ya que, además de constituirse en la más abierta, dinámica y significativa plataforma cultural de toda la región Sur, viene integrando y aprovechando en su visión gerencial y en sus acciones programáticas, el diálogo, el intercambio institucional, la sinergia emprendedora, la innovación previsora y la cooperación internacional con resultados ciertamente notables y significativos.

Más leídas