Centro León prepara retrospectiva
por centenario muerte de Yoryi Morel

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/6BF7FDF4-15B5-4C0E-8D16-82972AB708F7.jpeg

A los 26 años de la muerte de Yoryi Morel, el gran iniciador del costumbrismo pictórico dominicano, el Centro León, se encuentra inmerso en los preparativos de una gran retrospectiva de las obras del pintor, con la cual conmemorará los 100 años de su natalicio, en el 2006.

Una profusa exposición-homenaje, cuya inauguración se prevé para el 25 de octubre del año próximo y que irá acompañada de una serie de actividades paralelas a ella, como la presentación de fotografías y otros documentos relacionados con la vida de Morel, sin duda uno de los pioneros y más representativos maestros de las artes visuales dominicanas.

Esta retrospectiva ha sido concebida para tratar de reconstruir toda la vida artística de Morel, con acciones que además subrayarán los aportes a la pintura nacional por parte del artista. La retrospectiva abrirá dentro del marco del XXI Concurso de Arte Eduardo León Jimenes y, como una manera de seguir la tradición de cada Concurso, tendrá una muestra paralela en homenaje a un gran artista dominicano.

Para lograr un ambiente acorde a la importancia de los trabajos que compondrán la muestra, esta retrospectiva poseerá una museografía provocadora e innovadora siguiendo los lineamientos que han caracterizado las grandes muestras especiales del Centro León. Una labor curatorial que será fruto de un gran proceso de estudio acerca de la obra de Morel, de la escuela de Santiago y de las consecuencias de su paso por la historia de la plástica en el país.

El interés de llevar a cabo esta muestra no sólo es celebrar el centenario del natalicio de Yoryi Morel, sino ver la figura del artista desde los parámetros de su impacto en la Escuela, de sus aportes generales en el arte dominicano y de su legado a la técnica.

Yoryi Morel nació en Santiago, en 1906, y falleció en abril de 1979. Desde la década del 30, sobresalió como uno de los grandes pintores dominicanos y como un importante favorecedor del impresionismo y del post impresionismo en la isla. Morel, de formación autodidacta, trató los temas dominicanos con especial devoción, una de las razones de que se le considere como “el iniciador de la pintura dominicana”.

Sus trabajos se han exhibido en las más importantes salas del país y de la región.