Centroamérica y República Dominicana crecerán un 4% en 2017, según experto del BID

El informe indica que el contexto macroeconómico de Centroamérica y República Dominicana ha estado caracterizado por tener expectativas positivas/Foto: Fuente externa.
El informe indica que el contexto macroeconómico de Centroamérica y República Dominicana ha estado caracterizado por tener expectativas positivas/Foto: Fuente externa.

 Tegucigalpa.- Las economías de los países de Centroamérica y República Dominicana tendrán en 2017 un crecimiento estimado del 4 %, aunque la incertidumbre sobre el contexto internacional podría afectar las perspectivas a mediano plazo, indicó hoy un experto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En el caso de Honduras, está en una situación “positiva” en lo que respecta a su macroeconomía, dijo en rueda de prensa en Tegucigalpa el economista principal del BID para la región y México, Jordi Prat Cordero.

Prat Cordero presentó un resumen del informe “Cuando los vientos a favor se agotan- Oportunidades para fomentar el crecimiento inclusivo en Centroamérica y República Dominicana”, que recoge temas como crecimiento económico, productividad y crecimiento, mercado eléctrico, gas licuado de petróleo y macroeconomía.

También educación, transición demográfica, gasolina y matriz energética. Prat Cordero explicó que la transición demográfica favorece a Centroamérica por el alto porcentaje de gente que tiene en edad de trabajar.

Al respecto, recalcó que la región puede sacar provecho de su población relativamente joven y que el cambio poblacional puede generar en sí mismo una mayor dinámica económica.

Además, el cambio poblacional puede ser potenciado mediante una serie de políticas de corte transversal, que capaciten a los futuros trabajadores con las herramientas para aumentar su productividad a fin de que se inserten en empleos que generen un mayor valor agregado.

Un punto fundamental para que los países de la región crezcan es la educación, la que no se puede medir con los años de escolaridad que recibe la persona, sino por la calidad, subrayó Prat Cordero. Analistas locales coinciden en que lo bien que va Honduras en lo macroeconómico contrasta con lo mal que está en lo micro, con más del 60 % de sus 8,7 millones de habitantes viviendo en la pobreza y más de un millón y medio entre desempleados y subempleados.

El ejecutivo del BID señaló que lo ideal es que los países centroamericanos crecieran más del 4 %, pero que el crecimiento siempre debe ser con inclusión para que el beneficio lo reciban todos sus habitantes y no solamente unos pocos.

El informe indica que el contexto macroeconómico de Centroamérica y República Dominicana ha estado caracterizado por tener expectativas positivas. Añade que la recuperación económica de Estados Unidos, los bajos precios de las materias primas y la estabilidad de las tasas de interés internacionales han sido los principales determinantes de este comportamiento.

No obstante, a pesar de que los pronósticos recientes sobre el desempeño económico estadounidense han sido positivos, las actualizaciones de los últimos tres años han sufrido ajustes a la baja, subraya. Según el estudio, la integración económica de la región con el resto del mundo la expone a cambios en las condiciones internacionales.

“Vale decir que los cambios en los pronósticos de crecimiento mundial, el mayor proteccionismo, las alteraciones en los precios de las materias primas y las decisiones de la Reserva Federal respecto a las tasas de interés son solo algunas de las variables que afectarían las perspectivas de las economías de la región”, agrega. Ante esa situación se hace necesaria la evaluación de nuevas estrategias de crecimiento enfocadas principalmente a la mejora de la competitividad regional, indica entre otras cosas el informe.