Cepal pide a RD poner en el centro de políticas igualdad e inclusión social

Cepal pide a RD poner en el centro de políticas igualdad e inclusión social

Cepal destaca la importancia del encadenamiento productivo. fuente externa

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) abogó por que la República Dominicana apueste a una reactivación económica que coloque a la igualdad, inclusión y la sostenibilidad en el centro, tomando especial atención a las mujeres y los jóvenes que son fuertemente afectados por el desempleo en esta crisis.

“Es importante visibilizar la heterogeneidad económica que podría acentuarse en ausencia de políticas explicitas de recuperación transformadora”, expone la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, al responder preguntas del HOY.

“A pesar de los innegables avances en desarrollo social, la desigualdad sigue siendo un tema central en la República Dominicana. A la desigualdad de ingresos y activos y de género se suman nuevas dinámicas de desigualdad asociadas con los impactos del cambio climático y del cambio tecnológico”, expresó.

Alicia Bárcena

Resaltó que la desigualdad ha resultado en menor desempeño económico, graves problemas sociales e inestabilidad política. Además, la concentración del poder económico en pocas manos perpetúa una cultura del privilegio.

Bárcena abogó como un punto clave promover la participación económica de la mujer. “El impacto de la pandemia en el mercado laboral fue mayor sobre las mujeres. Se recomienda fortalecer las políticas que facilitan y promueven la participación de la mujer en el mercado laboral, por ejemplo, en el sector turismo, que suele abrir más espacios para el empleo femenino”, dijo.

Encadenamiento productivo. Destacó que son varios los factores que pueden ayudar a que el crecimiento económico que ha observado en años recientes la República Dominicana sea más inclusivo.

Citó que un primer factor es buscar que las actividades que son motor de crecimiento económico tengan una mayor derrama hacia las pequeñas empresas locales y la población en general. Esto es importante en las actividades de manufactura asociadas a las zonas francas, a través de una mayor incorporación de pequeñas empresas y proveedores locales.

Dijo que también es muy importante en el turismo, en donde es importante explorar nuevas formas de turismo (ecoturismo, turismo comunitario) que tengan mayores derramas a los territorios. “En el mediano y largo plazo es importante apoyar la introducción de nuevos estilos de turismo más sostenibles, que complemente el turismo masivo que suele definir la oferta dominicana”, expuso.

Productividad local. La Cepal además resaltó que en términos de productividad laboral, entre 1990 y 2019 la República Dominicana cerró en ocho puntos porcentuales la brecha con respecto a los Estados Unidos, su principal socio comercial. Esto se compara favorablemente con otros países de la región como Nicaragua, Honduras y El Salvador, que tuvieron una dinámica menos favorable de la productividad. En contraste, Panamá logró un mayor cierre de la brecha de productividad con respecto a los Estados Unidos.

“A pesar de los innegables avances en desarrollo social, la desigualdad sigue siendo un tema central en la República Dominicana. A la desigualdad de ingresos y activos y de género se suman nuevas dinámicas de desigualdad asociadas con los impactos del cambio climático y del cambio tecnológico”, expresó.

Resaltó que la desigualdad ha resultado en menor desempeño económico, graves problemas sociales e inestabilidad política. Además, la concentración del poder económico en pocas manos perpetúa una cultura del privilegio.

Bárcena abogó como un punto clave promover la participación económica de la mujer. “El impacto de la pandemia en el mercado laboral fue mayor sobre las mujeres. Se recomienda fortalecer las políticas que facilitan y promueven la participación de la mujer en el mercado laboral, por ejemplo, en el sector turismo, que suele abrir más espacios para el empleo femenino”, dijo.

Encadenamiento productivo. Destacó que son varios los factores que pueden ayudar a que el crecimiento económico que ha observado en años recientes la República Dominicana sea más inclusivo.

Citó que un primer factor es buscar que las actividades que son motor de crecimiento económico tengan una mayor derrama hacia las pequeñas empresas locales y la población en general. Esto es importante en las actividades de manufactura asociadas a las zonas francas, a través de una mayor incorporación de pequeñas empresas y proveedores locales.

Dijo que también es muy importante en el turismo, en donde es importante explorar nuevas formas de turismo (ecoturismo, turismo comunitario) que tengan mayores derramas a los territorios. “En el mediano y largo plazo es importante apoyar la introducción de nuevos estilos de turismo más sostenibles, que complemente el turismo masivo que suele definir la oferta dominicana”, expuso.

Productividad local. La Cepal además resaltó que en términos de productividad laboral, entre 1990 y 2019 la República Dominicana cerró en ocho puntos porcentuales la brecha con respecto a los Estados Unidos, su principal socio comercial. Esto se compara favorablemente con otros países de la región como Nicaragua, Honduras y El Salvador, que tuvieron una dinámica menos favorable de la productividad. En contraste, Panamá logró un mayor cierre de la brecha de productividad con respecto a los Estados Unidos.