Cero inventos con la JCE

Entre legisladores parece haber el interés de manipular la composición de la Junta Central Electoral (JCE) de tal manera que, entre otras cosas, los conflictos de orden electoral irían a dirimirse en  tribunales civiles no especializados en la materia. Para impulsar esta iniciativa se modificaría la parte de la reforma constitucional que se refiere a la JCE, su composición y estructuras, lo que desnaturalizaría la intención del Poder Ejecutivo y que es respaldada por la actual membresía del organismo responsable de organizar y administrar los procesos electorales. No sería nada juicioso que se haga retroceder a la Junta a los tiempos aciagos en que su autoridad era bastante cuestionable.

El país ha ganado mucho  en materia de seguridad electoral. Hace décadas que no nos  enfrentamos a los conflictos que deslucían la fiesta de la democracia por la presencia del fantasma del fraude. Nuestro modelo de organización electoral ha sido elogiado y tomado como referencia por algunos países del continente. La estructura actual puede no ser la ideal, pero ha funcionado satisfactoriamente. Cualquier cambio en la composición y métodos de la JCE debe ser para mejorar, no para retroceder a estados de cosas tristemente recordados. La propuesta contenida en el proyecto de reforma constitucional no debe ser manipulada en la forma que se pretende. Cero inventos con la JCE.

Que no pase desapercibido

Uno de los choferes que denunció recientemente que la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano)  estaría reteniendo fondos que debían ser entregados al Fondo de Desarrollo del Transporte (Fondet) fue muerto a balazos cuando se desmontó a ver los daños sufridos por su vehículo tras haber sido chocado por detrás por otro vehículo. Los individuos que le dispararon huyeron en el vehículo que había provocado el choque.

El chofer Gertrudis Amador Sánchez había denunciado la alegada retención de fondos a raíz de haber sido intimado en demanda de pago. Su muerte deja incógnitas que deberán despejar las autoridades por medio de una investigación minuciosa. La apariencia de accidente se diluye  desde el momento mismo en que se dispara contra el conductor cuyo vehículo fue chocado por detrás. La denuncia pudo haber irritado intereses a los que estaba enfrentado. El caso no debe pasar desapercibido.