Céspedes luce con el bate y Familia con la serpentina

Yoenis Cespedes t

Houston .- El cubano Yoenis Céspedes volvió a destacar con el bate en el ataque de los Mets de Nueva York al remolcar una carrera. Si Céspedes brilló manejando el tolete, en el montículo la serpentina del dominicano Jeurys Familia no se quedó atrás y se encargó de preservar el triunfo de la novena de Nueva York.

En el segundo partido de la serie de campeonato de la Liga Nacional, celebrado en el “Citi Field” de Nueva York, Céspedes impulsó una carrera para los Mets, que vencieron 4-1 a los Cachorros de Chicago.

La victoria amplía la ventaja de los Mets a 2-0 en la serie por el campeonato de la Liga Nacional. Céspedes remolcó una de las cuatro carreras de la novena de Nueva York. Para Céspedes, de 30 años de edad, remolcador de 105 carreras en la temporada regular, es la quinta anotación impulsada en lo que va de postemporada.

El cubano pegó sólo una vez en cuatro oportunidades contra el lanzador, remolcando carrera y dejando en .214 su promedio con el tolete en la fase final.

Desde el montículo, el cerrador dominicano Jeurys Familia (4) se apuntó el rescate. Familia fue el cuarto y último lanzador que los Mets mandaron a trabajar al montículo para encargarse de mantener mojada la pólvora enemiga.

Luego de que el abridor novato Noah Syndergaard hizo un excelente trabajo sobre el montículo en cinco entradas y dos tercios, tuvo el apoyo de cuatro relevos, incluido Familia. Al dominicano le entregaron la pelota al inicio del noveno episodio y se encargó de sacar los tres últimos “outs” del juego, permitiendo sólo un imparable.

El dominicano de 26 años de edad, que sigue con 0.00 de promedio de efectividad en la fase final, preservó la ventaja y triunfo de los Mets.

Familia ha estado respondiendo a las exigencias del equipo en la postemporada, luego de que en la competición regular tuvo números iguales de 2-2 en triunfos y derrotas y 43 rescates, que le permitieron dejar en 1.85 su promedio de efectividad.

La serie se reanudará el martes por la noche en el “Wrigley Field”, cuando los Mets lleven al montículo a Jacob deGrom, y los Cachorros inicien con Kyle Hendricks.