Chávez goza de buena popularidad

CARACAS (AFP).- El presidente venezolano Hugo Chávez tiene una aceptación de 61% y una intención de voto de 45% para las eleccciones presidenciales de 2006, en las que aspira renovar su mandato por otros seis años, según una encuesta de la firma Keller y Asociados.

   “La popularidad como nivel de agrado es de 61%, como el deseo de que se mantenga en el poder de 49%, como modelo de liderazgo de 45% y la intención de voto de 45%”, dijo el director de la firma Alfredo Keller al diario El Universal de este domingo.

   Señaló que la alta popularidad del presidente luego de seis años en el gobierno obedece a un 74% de “ilusión” que tienen los venezolanos para que sean resueltos sus principales problemas como el desempleo, la inseguridad personal o el alto costo de la vida.

   “(Chávez) es un gran ilusionista, un tremendo vendedor de ilusiones. Pero la tendencia es a su desgaste porque la política asistencialista, que no la inventó en Venezuela, pero que sí la exacerbó, despierta una gran expectativa”, explicó.

   “Así que cuando mides la popularidad de Chávez no lo haces por la realidad, sino por la ilusión. Esto nos indica que su popularidad es ilusoria porque está montada sobre una ilusión”, acotó Keller.

   El director señaló que la base de credibilidad del discurso del gobernante  “igualitario y reivindicativo” radica también “en su capacidad carismática y luego en el dineral que tiene a su disposición” para mantener programas o “misiones” a favor de las clases populares en materia de eduación y salud, empleo, entre otros.

   “Eso le permite mantener la expectativa en la gente”, dijo Keller.

   La encuesta, realizada en el mes de junio entre 1.200 personas en todo el país con un margen de error del 95% , apuntó que el nivel de desagrado sobre Chávez se ubicó en 28%.

   Chávez aspira reelegirse en las elecciones de 2006 luego de ganar con casi 60% de los votos un referendo revocatorio celebrado en agosto de 2004 y activado por la oposición.

   El diputado Julio Borges del partido Primero Justicia (derecha) es el único opositor que ha lanzado su candidatura presidencial, con pocos chances de triunfo a 17 meses de celebrarse los comicios, de acuerdo a analistas.