Chávez nacionalizará cementeras foráneas

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/4E40E395-DF25-4EF1-8ECD-F32509DE6904.jpeg

CARACAS. AP.  Venezuela tomará el control de tres empresas cementeras extranjeras, aunque sus actuales propietarios tendrán la opción de mantenerse en el país como socios minoritarios, anunció ayer el ministro de Energía venezolano Rafael Ramírez.

 La declaración del ministro se produjo poco después de una reunión que sostuvo con los presidentes y representantes de las filiales venezolanas de la empresa mexicana Cemex, que controla casi la mitad del mercado, y las compañías Lafarge de Francia y la suiza Holcim Ltd.  “Les transmitimos que las empresas que fueron convocadas son las que van a ser objeto de esta medida y que estamos seguros que se va abrir la posibilidad de llegar a acuerdos para nosotros ir a un esquema de control”, dijo Ramírez en una entrevista difundida por la estatal Venezolana de Televisión.  El presidente Hugo Chávez anunció la semana pasada que el gobierno planeaba nacionalizar toda la industria cementera, ahora en gran parte controlada por empresas multinacionales extranjeras.

El domingo aclaró que los propietarios de pequeñas empresas del cemento deben tener la seguridad que no serán afectados por la nacionalización, salvo las grandes que fueron privatizadas en la década de 1990.  El mandatario ha asegurado que las empresas cementeras serán totalmente compensadas y “le pagaremos hasta su último centavo”.  Ramírez comentó que la nacionalización de las empresas cementeras será semejante al proceso con el que el gobierno venezolano tomó el control de cuatro proyectos de petróleo pesado en la cuenca del río Orinoco, uno de los yacimientos más ricos del mundo, que estaban en manos de firmas extranjeras.

Zoom

Las negociaciones y comenzaron

Las negociaciones con Cemex y los de otras empresas ya comenzaron, pero aún no está claro si estas empresas acepten las condiciones y quieran asociarse con el estado.  La cementera Cemex emitió un comunicado en Monterrey, en donde queda su sede, en el que “manifiesta su disposición al diálogo con las autoridades para encontrar una solución mutuamente aceptable”.