Chávez vuelve amenazar a EU

http://hoy.com.do/image/article/19/460x390/0/3DCE155D-CC0B-4377-B6CF-75F37675AC85.jpeg

CARACAS (AFP).- El presidente venezolano Hugo Chávez volvió a blandir el arma petrolera contra Estados Unidos al que acusa de conspirar para derrocarlo, pero ésta es un arma de doble filo, estiman analistas consultados por la AFP.

Chávez hizo la primera advertencia a Washington el domingo 29 de febrero ante miles de sus partidarios.

Si “al señor (George W.) Bush se le ocurre la locura de bloquear o tratar de bloquear a Venezuela, o peor aún para ellos, de invadir a Venezuela para oír el canto desesperado de sus lacayos (…) lamentablemente ni una gota de petróleo les llegará desde Venezuela”, advirtió Chávez.

El mandatario venezolano nunca especificó cómo se implementaría la suspensión y en algunas ocasiones otros funcionarios del gobierno destacaron que se trata de una medida en una hipotética situación de invasión estadounidense.

Pero este jueves, Chávez precisó al The New York Times que “el precio del petróleo subiría a 50 dólares el barril”.

“Pensé que como Bush viene de una familia petrolera, y dada su trayectoria política, que nos entederíamos el uno con el otro”, dijo y agregó: “No puedo creer que su gobierno esté dispuesto a poner en peligro su suministro de petróleo”.

Venezuela suministra 1,5 millones de barriles diarios a Estados Unidos, alrededor del 13,5% del crudo que este país importa y 7,4% de las necesidades petroleras estadounidenses, según cifras de un informe oficial (Petroleum Supply Monthly) divulgado en 2002.

“Venezuela sola no puede dictar precios mundiales de petróleo. Unilateralmente no puede fijar en 50 dólares el barril para sus crudos porque el mercado es uno solo mundialmente y un solo actor no puede influenciar de manera tan significativa”, dijo a la AFP el experto petrolero Víctor Poleo.

Poleo, profesor del postgrado de economía petrolera en la caraqueña Universidad Central de Venezuela, dijo que la advertencia de Chávez “políticamente tiene viabilidad” pero es “impredecible” lo que podría ocurrir.

“La decisión última estaría en manos de los trabajadores petroleros quienes son en definitiva quienes pueden cerrar o abrir válvulas de producción”, señaló el experto, crítico moderado de la política petrolera del gobierno.

Poleo recordó que cuando la invasión a Irak el año pasado “los trabajadores petroleros argentinos detuvieron envios hacia EEUU. Eso fue una señal clara de que el juego de relaciones de poder está cambiando”.

Las relaciones ya no son “entre los gobiernos y las compañías petroleras, los trabajadores petroleros en el Medio Oriente, en Suramérica comienzan a entender que tienen un rol de mayor importancia en el juego geopolítico mundial”.

Especificó que en el último año trabajadores petroleros se han estado reuniendo en Venezuela junto con la fuerza armada en diferentes foros sobre el tema en los que se ha discutido “las relaciones de Venezuela con el imperio. Aquí el gobierno no interviene, intervienen los trabajadores”.

Destacó que una medida como la anunciada por Chávez tendría que contar “con el respaldo de los trabajadores petroleros y de la nación”.

“Colocar el petróleo en mercados mundiales pasa por los precios. Si Venezuela dejara de suplir 1,5 millones de barriles diarios a EEUU, se iría a otros mercados pero el precio ya no sería el mismo: habría un sacrificio de la factura petrolera”, señaló al precisar que podría conquistar estos mercados solo a precios menores.

Por su parte, el experto y ex ministro petrolero, el opositor Humberto Calderón Berti, dijo recientemente a la AFP que para Venezuela sería muy difícil colocar en otros mercados esa producción “porque Estados Unidos es su mercado natural”.

Otras naciones de Europa pueden acceder a petróleo de mejor precio de otros productores y tampoco es una opción comercial exclusivamente la región latinoamericana, explicó.

Poleo admitió que el suministro petrolero a Estados Unidos es “una cantidad discreta (…) que no afectaría, pero si crearía algunos problemas a la administración de Bush, en momentos en que EEUU entra en su etapa final de elecciones con debate sobre su admnistración que ya está bastante mal en cuanto a sus actuaciones en Irak”.

Las declaraciones de Chávez han aumentado el nerviosismo en el mercado petrolero, según los expertos internacionales.

Poleo sin embargo recuerda que el precio “está en alza por razones varias y todas ellas contribuyen en mayor o menor medida”, entre las que mencionó: la devaluación del dolar frente al euro, la baja en las reservas petroleras de EEUU y el aumento de la demanda de China.