Chavistas quieren evaluar opositores en un referéndum

CARACAS (AP).- La oposición venezolana, debilitada por las consecutivas derrotas electorales y divisiones internas, enfrenta ahora una nueva amenaza ante la decisión del Poder Electoral de aprobar las recolecciones de firmas para los referendos revocatorios de un grupo de gobernadores y alcaldes, entre los que se incluyeron los principales dirigentes opositores.

De resultar exitosos los procesos electorales activados contra el ex candidato presidencial y gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, y el alcalde del municipio capitalino de Baruta, Henrique Capriles, la oposición quedaría casi barrida de los cargos públicos, lo que le daría al presidente Hugo Chávez un mayor control político.

Rosales es uno de los dos gobernadores opositores en Venezuela. Los restantes 22 estados del país están controlados por políticos leales a Chávez.

“Ellos andan en su estrategia para pretender intimidar y meterle miedo a los gobernantes, a los medios de comunicación, a los sectores; pero en Venezuela la gente tiene los pantalones y las faldas bien puestas’’, afirmó el jueves Rosales al desestimar el proceso de referendo que promueven grupos oficialistas en su contra. Rosales dijo a la prensa que “los estamos esperando’’. “No estamos en la onda de entregar ni doblegar nuestras banderas. Apenas comienza esta nueva lucha que es la lucha de siempre por la libertad, por la justicia social’’, añadió. Rosales sostuvo que el país existe “una caricatura de democracia, pareciera que vivimos en democracia pero aquí no hay poderes’’.

Asimismo fustigó los procesos judiciales iniciados contra un grupo de opositores, y aseguró que “el Poder Judicial es un poder que da verg_enza. Construye, elabora expedientes,…aquí ponen preso a quien ellos quieren, la justicia la administra Chávez y su cogollo’’.

Chávez lanzó el jueves duras críticas contra el gobernador del estado Sucre, Ramón Martínez, y el gobernador del estado Aragua, Didalco Bolívar, quien pasó el mes pasado a la oposición luego que el Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó un referendo en su contra. El mandatario acusó a Martínez y Bolívar de haberse aliado con la oposición y los llamó a “quitarse la careta’’.

“No quiero apoyo de ese tipo, no acepto cobardía, mentiras y engaños de ese tipo. Gobernador, váyase para la oposición, no lo quiero’’, dijo Chávez durante un encuentro con miles de seguidores en un estadio capitalino.

“El gobierno quiere a la oposición reducirla al mínimo, quiere que siempre haya algo, pero quiere que sea bien débil y golpeada’’, dijo el analista político Fausto Masó al ser consultado sobre los procesos de referendos activados contra opositores.