Chester Bennington de Linkin Park muere a los 41 años

1

LOS ÁNGELES. El vocalista de Linkin Park Chester Bennington, quien vendió millones de álbumes con su mezcla única y cambiante de hard rock, hip hop y rap, fue hallado muerto el jueves en su casa cerca de Los Ángeles, informó el forense del condado de esa ciudad. Tenía 41 años.

La muerte de Bennington, en la pequeña ciudad costera de Palos Verdes Estates, está siendo investigada como un aparente suicidio, pero de momento no hay otros detalles disponibles, dijo el vocero del forense Brian Elias.

El cofundador de la banda Mike Shinoda dijo en Twitter que estaba “en shock y triste”.

“Chester Bennington era un artista de extraordinario talento y carisma, un ser humano con un enorme corazón y un alma solidaria. Enviamos nuestras condolencias y oraciones a su hermosa familia, sus compañeros de banda y sus múltiples amigos”, dijo el director general y presidente de Warner Bros. Cameron Stang en un comunicado.

El grupo galardonado con el Grammy vendió 10 millones de copias de su álbum debut de 2000, “Hybrid Theory”, y otros 4 millones con el multiplatino “Meteora” de 2003. Ambos álbumes exploran sentimientos de frustración y furia.

En sus canciones la voz de Bennington podía proyectarse con una enorme fortaleza o descender como un susurro. Rolling Stone una vez la calificó como un “aullido ametrallador que suena como si viniera de alguien con el doble del tamaño que él”.

La banda también vendió millones de copias de álbum de remixes “Reanimation” y su EP en colaboración con Jay-Z, “Collision Course”. Fueron reconocidos con el Grammy como mejor interpretación hard rock en 2001 por “Crawling” y mejor colaboración rap/sung por “Numb/Encore” en 2005. Al momento de la muerte del vocalista, Linkin Park estaba de gira y para la próxima semana tenía programado un concierto en el Citi Field de Nueva York con Blink 182.

Bennington tuvo problemas con las drogas y el alcohol durante diversos momentos en su vida. Dijo que había sido abusado sexualmente cuando era niño y no tuvo casa por meses antes de que la banda alcanzara la fama.

Recién en mayo Linkin Park había lanzado el álbum “One More Light”. La producción dividió a la crítica y a los fans pues se aproximaba al pop. Aunque la banda siempre había experimentado con diferentes sonidos, algunos afirmaban que se habían vendido, lo que Bennington negaba. Se convirtió en el quinto álbum de la agrupación en alcanzar el primer lugar en la lista Billboard 200.