Chiara Ieromazzo se luce en ecuestre

Chiara María Ieromazzo Latour acaba de dar una muestra más del progreso logrado por la equitación en nuestro país, en los últimos años.

Este año, la República Dominicana fue representada en dos importantes campeonatos europeos, uno en Salero, Italia y otro en Normandía, Francia, por tres miembros de la Scudería Ieromazzo, quienes bajo la supervisión y entrenamiento del instructor brasileño, Filipo Godigno Marcondes, en Santo Domingo, y con la famosa entrenadora Irene Moroni, en Italia,  obtuvieron excelentes resultados en la participación de sus jinetes.

Chiara demostró ser una de las mayores exponentes del progreso de nuestra equitación, al obtener, tanto en Italia como en Francia, muy buenos resultados.

 La amazona participó en el “24avo. Concurso Ippico Internazionale”, en la ciudad de Salerno, Italia, en el Stadio Arechi, bajo la dirección de Ugo Picarelli.

 El director de Campo y diseñador del evento fue Marcello Mastronardi, diseñador de la “Copa Mundial del 98” y actual diseñador de los principales eventos de Europa.

 El primer día de competencia, a una altura de 1.25mts, con el ancho máximo permitido, de 46 participantes, de los cuales 19 fueron eliminados, con el ejemplar Alivia VDS, la Ieromazzo clasificó en doceava posición con ocho faltas de penalidad.

El segundo día de competencia, de 49 participantes, haciendo binomio con dos ejemplares, Napoleón R y Olivia VDS, finalizó ambas canchas con 4 faltas de penalidad. El día siguiente, a la misma altura, solo diecisiete binomios pasaron al desempate, clasificando Chiara con el ejemplar Olivia VDS en cuarta posición, realizando un desempate limpio sin ninguna penalidad.

Luego de su participación en Italia, la representación de la República Dominicana llegó a Bélgica, donde, asistió a una de las principales competencias ecuestres donde se encontraba la gran mayoría de los jinetes que pocos días después participarían en los Juegos Olímpicos de Atenas. En Lummen, pudieron compartir con jinetes de la talla de Rodrigo Pessoa, quien días después ganaría la medalla de plata en las Olimpiadas, con Bernardo Alves, Luiz Rocco y Eduardo De Souza.

 El segundo país a competir fue Francia, donde muy cerca de las playas del desembarco de los aliados en Normandía, a pocos kilómetros de Omaha Beach y Utah Beach, se encuentra el Centro Ecuestre de Auvers, propiedad de Alain Hinard, reconocido en todo el mundo por la suavidad de sus pistas de arena blanca.    Aquí pudimos comprobar el trabajo del entrenador de la Scudería, Felipo Godigho Marcondes y de la entrenadora de Italia, Irene Moroni, cuando Chiara realizó los tres días de competencias, a una altura de 1.25mts y 1.30 mts tres canchas limpias, con 0 penalidad, siendo uno de los mayores logros de la dominicana.