Chichí Peralta quiere conquistar el mundo

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/EBF978B0-B3B2-42A0-A145-A259AFC5FE91.jpeg

POR MARIVELL CONTRERAS
Chichí Peralta siempre es noticia, aunque a veces esa noticia no llegue con el tiempo y la pertinencia que el periodismo requiere. El primer protagonista internacional de un fenómeno dominicano ajeno al merengue y la bachata –pero conteniendo ambas músicas en su trabajo- es un inquieto laborante del arte que no cesa en su búsqueda de nuevos sonidos para su caribeño y fusionado son y mucho menos en la pretensión de lograr nuevos mercados para proyectarlo y proyectarse.

Nos sorprendimos gratamente cuando recibimos una llamada de su representante de prensa y aún más cuando en cumplimiento de un compromiso acordado previamente, llegó hasta nuestras oficinas dispuesto a conversar sobre su trabajo.

Sencillo, en mano (Te pienso) y dvd contentivo de un video del mismo, presentado por Freddy Beras Goico, más una carpeta con los detalles de una trayectoria musical de éxitos que empezaron a cosecharse desde el 1998 por todas partes del mundo.

Tras un par de años alejado del mercado del disco con nuevo material y tras haber roto con la empresa que le hizo el trabajo de promoción y mercadeo internacional (Caimán Records), Chichí, a quien supusimos en un limbo momentáneo por falta de éste, nos asegura que esto nunca le ha preocupado y que ahora “estamos eligiendo la que más le conviene al proyecto”.

Tras observar todos los premios ganados, sus importantes participaciones en los más importantes festivales del mundo, le preguntamos, ¿y que más hace falta?

“La continuidad de ese trabajo y la apertura de nuevos mercados, para avanzar y ahora estoy interesado en el mercado asiático y completar el territorio de Europa”, responde.

Después de este encuentro y antes de la redacción leímos en un parte de prensa que Chichí Peralta estará acompañando con sus tumbadoras al artista español Alejandro Sanz y confirmamos una vez más, la benevolencia de Sanz y la voluntad de Chichí, que siempre va por lo suyo.

Y todo ello porque se sabe portavoz de “una musicalidad definida y auténtica” y está convencido de que el mercado internacional siempre va a estar abierto a los trabajos que se hacen con ánimos de trascendencia”.

En su caso, Chichí Peralta considera que sus esfuerzos han dado un buen resultado “a tal punto de que después de tanto tiempo hemos creado todo un género, en lugar de seguir, a nosotros nos siguen”.

Su música la define como “una sonoridad que día a día es deseada en el mercado” y que ya es usada en comerciales publicitarios ‘yo quiero algo a lo Chichí Peralta’, refiere que dicen los creativos.

DE TAMBORADAS Y AMBICIONES

Se ha convertido en un estilo que el percusionista y líder de Son Familia cada vez que presenta una nueva propuesta discográfica lo haga en un marco de magnificiencia que verdaderamente impresiona.

Aún sin tener en nuestras manos “Más que suficiente”, el disco que ya tiene listo a la espera de una negociación que garantice su difusión y distribución mundial, ya nos tiene a la expectativa de oír lo que ha logrado.

Esta vez no está la Filarmónica de Londres, ni los coros de Luz Africa, pero nos ofrenda la participación de dos artistas que tienen diferentes niveles de público y admiradores.

Por un lado está Joe Vasconcelos el chileno que le robó más de un año de estelaridad a la música pop quedándose en nuestra memoria por su ritmo distinto y su forma de escribir e interpretar las canciones.

Y, por el otro, el líder de una agrupación emblemática del Caribe y famosa desde Francia, Kasav (Jacob De Variux) quien participa con él en una canción, Tamborada.

“El (Jacob) vino a grabar un especial de RFI (Radio Francia Internacional) y aprovechó su viaje para que yo le pusiera percusión a una canción de Kasav y en ese momento yo estaba grabando Tamborada y lo puse a grabar la guitarra y a cantar una estrofa”, explica Chichí.

En cambio Joe Vasconcelos puso la voz en su país a las letras y música de Chichí, en una base ritmica en la que participan músicos de la escuela de samba Tabaquihno de Brasil.

Volviendo a Tamborada nos dice que con ese tema se ha dado un misterio “que tiene que ver con los sonidos de la tambora. El gancho está entre los diferentes patrones de la tambora combinado con diferentes elementos que la complementan formando un patrón único”.

MC: ¿Por qué siempre te embarcas en proyectos tan ambiciosos?

Chichí: “Lo que camina, para mí, son los conceptos. A mí no me gusta trabajar la música por trabajarla, me gusta dedicarle mucho tiempo”.

Y, en este sentido nos comenta que ya tiene listo el diseño, el lenguaje, la iluminación y el show del espectáculo de su próximo disco.

“Yo tengo un carácter investigativo con la música. Soy captador de música de otros hemisferios. Me gusta aprender. Aquí existen una infinidad de ritmos que son muy interesantes y que espero en un tiempo sean comerciales”.

RENÉ, HÉCTOR Y LA RELACIÓN PERSONAL DE CHICHI CON DIOS

Entre las novedades que trae el poyecto de Chichí Peralta está, por un lado, la confirmación de la presencia de René Geraldino y la ausencia definitiva de Héctor Aníbal.

René Geraldino es de los fundadores de Son Familia y ha estado en el grupo en los últimos 10 años sin que se haya pronunciado entre ellos ninguna diatriba pública.

Inclusive es en este nuevo disco “Más que suficiente” en el que René, quien es poseedor de una clara, sonera y ritmica voz, tiene mayor participación vocal.

Es su voz la que suena en el primer sencillo que se escucha en la radio nacional “Te pienso” y es intérprete además de Oceáno, Cuenta la historia y Hoy he vuelto.

René andaba con Chichí durante nuestro encuentro periodístico y aprovechamos para preguntarle, ¿tú que has estado en todas las producciones de este proyecto, qué nos dices de este nuevo disco?

“Para mí es un trabajo más de calidad que los que ha hecho Chichí y la verdad es que el público va a disfrutar mucho”, nos responde René Geraldino quien aprovecha para declararse “como parte de este proyecto”.

Es evidente que hay una real empatía entre Chichí y sus muchachos. Hemos sido testigos de que casi siempre están juntos y de que es una buena costumbre el que se encuentren en Starling Audio –el estudio de grabación personal de nuestro percusionista–, siempre que están en el país.

Inclusive en el momento en que conversábamos llamó a su celular Héctor Aníbal que además de estrenarse como funcionario público está trabajando en un proyecto como artista individual en el que Chichí está muy involucrado.

“Héctor no está en el grupo, pero se le está haciendo un proyecto diferente”, nos explica Chichí en medio de un par de anécdotas sobre las cosas que han sorprendido a Héctor Aníbal en su trabajo en uno de los muelles del país.

MC: Dice Luis Días que el arte debe servir para contar a su sociedad, ¿qué cuenta Más que suficiente de la nuestra?

Chichí: “Cuenta la alegría, la cadencia, la cotidianidad y la dominicanidad de nuestra identidad”.

Le preguntamos sobre el valor de la música dominicana en función con el papel que juegan la músicas del Caribe y nos contestó que para él nuestra música “se puede evaluar en cualquier tipo de contexto”.

Y es tanto así que en su nuevo trabajo que “tiene de tó”, él trabajó fusionando bachata con blues y “el merengue está presente en todas las piezas, al igual que el son y que la música africana”.

Además de René, tienen canciones Mitchel López (Al revés, Un rato en la gloria) y el propio Chichí Peralta (Más que suficiente, Rumores del barrio, Checkerout, La salamera (a dúo con Vasconcelos) y Tamborada (a dúo con Jaco Di Veaux).

Al hablar de la canción La Salamera ambos se ríen con tal picardía que me obliga a preguntar que qué pasa con la canción y me contesta “No. Lo que pasa es que la de ese señor sí, esa se pasó”. Y se pone serio para declarar “los conceptos emitidos en esta canción no son responsabilidad del productor”.

Los obligo a que me digan una estrofa y cantándola Chichí la va armando y contándomela:

“Ella dice que me quiere y yo la quiero / ella tiene su corazón muy sincero / ella dice que yo soy su desespero / ella siempre se viste de mi consuelo…”

Pero, la realidad es otra que prefiere no develar. Para él lo importante es este disco y su convicción de que no necesita nada en la vida “que no sea el amor de Dios”.

MC: ¿Te convertiste?

Chichí: “Hace como dos años que soy cristiano. Que me congrego en una iglesia de culto y oración”.

MC: ¿No te gusta hacerlo público?

Chichí: “Es una relación con el hombre, tranquilo…”

MC: ¿Qué no es comercial?

Chichí: “No, que es personal”.