Chikungunya ataca barrios pobres zona sur Santiago

chinkunguya

Mario Francisco, su mujer y sus tres hijos tienen dolores en todo el cuerpo, bolitas rojas y picazón. Al igual que ellos, unas 35 familias, que sumando más de 100 personas, aseguran que tienen síntomas de la chikungunya y que cuando van al hospital lo inyectan y lo mandan a la casa.

Esta es la preocupación de los moradores de esta comunidad que vive en sombras por la poca receptividad del cabildo local, el gobierno, Coraasan y Obras Públicas, quienes en más de 10 años de constantes luchas han hecho caso omiso a la pobreza en sentido general que allí existe.

“Tenemos varias semanas y nadie nos hace caso. Estamos enfermos y aquí en esta calle hay más de 35 familias en las mismas circunstancias”, dijo Francisco.

La información de la existencia de los casos de personas contagiadas aparentemente de chikungunya desde hace varias semanas la ofreció el pastor Pablo Ureña, quien aseguró que el nivel de insalubridad y el descuido en que por años han tenido sometida a la comunidad de La Mosca los gobiernos, permite que estas enfermedades no pasen por alto.

“La insalubridad en la zona, el desbordamiento constante de fosas cloacales, los derrumbes y la falta de higiene están originando la presencia de vectores peligrosos, que obligan a las autoridades a tomar medidas sanitarias de carácter urgente ante el incremento de las enfermedades, precisó. Expuso que el Ministro de Salud Pública visito la zona sin pena ni gloria, porque no se interesó por el problema.