China anota récord de acuerdos extranjeros en solo 3 semanas

28_01_2016 HOY_JUEVES_280116_ Economía6 E

Fox Hu y Jonathan Browning

Las firmas chinas que cotizan en bolsa se encuentran en medio de la ola de compras en el extranjero más grande de la historia, tomando ventaja de una amplia y atractiva brecha de valoración entre las acciones locales y los activos extranjeros.

Haier Group Corp. dijo la semana pasada que hará uso de su división que cotiza en la bolsa de valores de Shanghái para adquirir la empresa de electrodomésticos de General Electric Co. por un valor de US$5.400 millones, lo que lleva a US$8.600 millones en lo que va del año el monto de las operaciones con compañías extranjeras de las empresas locales que forman parte del mercado bursátil.

El desplome que registró el mercado accionario este mes en China no generó una ralentización en el volumen de adquisiciones en el extranjero, que ya alcanzó a un tercio de la cifra récord del año pasado, de acuerdo con los datos recabados por Bloomberg.

Las acciones de mayor valor dejan un amplio margen para que las empresas chinas aumenten sus rendimientos al comprar activos más rentables en el extranjero a un menor costo. Y dado que las empresas locales superan en valor en más de tres veces el nivel de EE.UU., lo que anteriormente era un selecto grupo de compradores chinos de activos extranjeros sin duda se ampliará, ayudando al país a continuar con su racha récord de transacciones.

“Cotizan a múltiplos altos, pero a menudo obtienen utilidades más bajas, y es hora de que aprovechen las elevadas valoraciones para comprar algo grande y algo concreto”, dijo Samson Lo, jefe de fusiones y adquisiciones para Asia de UBS Group AG.

“En cierto sentido, estas compañías actúan como inversores financieros”, expreso.

Búsqueda de buenos negocios. “Al igual que los consumidores chinos que compran en todo el mundo, las compañías chinas buscan buenos negocios en el extranjero”, dijo Ken Chen, un analista de KGI Securities Co., con sede en Shanghái. “Se asemeja a lo que las empresas japonesas hicieron en los años 80 gracias a la industrialización del país y la fortaleza del yen”.

Las burbujas de los mercados inmobiliario y bursátil de China dejan a las compañías con limitadas opciones de inversión local, y el gobierno ha alentado a las empresas a “salir” y ayudar a promover la internacionalización del yuan, dijo Chen. En diciembre, el yuan comenzó a formar parte de la canasta de monedas de reserva del Fondo Monetario Internacional.

Burbuja inmobiliaria. Si bien a veces las firmas con acciones de clase A tienen dificultades para obtener la aprobación de los reguladores para la venta de acciones y se les solicita anticipar información que podría generar un aumento en el número de operaciones, estas descubrieron métodos alternativos, dijo Lo de UBS.

Las compañías pueden conseguir préstamos puentes que luego se reembolsan a través de una colocación de acciones, o el accionista mayoritario puede realizar primero una adquisición antes de que una división que cotiza en la bolsa emita acciones para su absorción, explicó.

ZOOM

Oportunidades

Además, las compañías chinas y los fondos de inversión privados están atentos a las acciones que se negocian en EE.UU. para detectar las oportunidades de arbitraje. Al menos 40 empresas chinas que cotizan en Estados Unidos anunciaron ofertas de compra el año pasado, alcanzando un récord de US$38.000 millones.

Habrá más acuerdos

El mes pasado, Qihoo 360 Technology Co., desarrollador de software de seguridad para teléfonos móviles, recibió una oferta de US$9.300 millones para dejar de cotizar en la bolsa, la más grande de su tipo en 2015. Según Lo de UBS, las dificultades del mercado de valores de enero no impedirán nuevos acuerdos, a pesar de la volatilidad del mercado.