China critica a los EEUU por nuevas quejas ante la OMC

POR RICHARD MCGREGOR EN PEKÍN Y EOIN CALLAN
En Washington

China reaccionó ayer con fuerza ante una decisión de Estados Unidos de llevarla a la Organización Mundial de Comercio por problemas de piratería y protección a la propiedad intelectual, diciendo que “dañaría seriamente” la cooperación bilateral y afectaría los vínculos de comercio.

La declaración del Ministerio de Comercio de China sigue al anuncio de EEUU de que estaba planteando dos casos con la OMC –sobre derechos de propiedad intelectual y acceso al mercado para las películas, DVD, libros y música.

La decisión de presentar los casos en medio de las presiones del Congreso y de Hollywood representa un intento ambicioso por parte de EEUU de forzar cambios políticamente sensibles a los duros controles de los medios en China.

La respuesta dejó escuchar un tono significativamente más combativo que otras reacciones chinas anteriores por disputas comerciales con EEUU, que parece aceptar que algunas tensiones forman parte de lo duro y confuso que resulta ser una potencia del comercio global.

Wang Xinpei, un vocero del Ministerio de Comercio en Pekín dijo que la acción ante la OMC es “contra el consenso alcanzado entre los líderes de ambos países sobre el desarrollo de relaciones del comercio bilateral y el manejo adecuado de los problemas”.

Los chinos alegan que el litigio viola un consenso logrado por ambos países, y que contrasta fuertemente con la insistencia de la administración Bush de que esas acciones son una señal de madurez en una relación comercial.

Las punzantes respuestas de Pekín auguran mal para la segunda reunión de mayo, en Washington, del “Diálogo Económico Estratégico” establecido por Hank Paulson, el secretario del Tesoro de EEUU, como un foro de consultas al nivel más alto.

El ex jefe ejecutivo de Goldman Sachs ha tratado de cultivar una alianza consensual con el liderazgo chino, que se construya sobre los vínculos que él desarrolló como jefe del banco de inversión.

El objetivo del diálogo incluye persuadir a China para que abra sus mercados de servicios financieros y acoja las reformas que ayudarían a enfrentar el déficit de comercio bilateral anual de US$233 millardos con EEUU.

Las cifras de comercio publicadas ayer en Pekín muestran un excedente bastante inferior al consenso para China de US$6,87 millardos para el mes pasado. La cifra de marzo contrasta con un excedente total de US$40 millardos para los primeros dos meses del año.

Los economistas dijeron que las cifras de marzo eran una anomalía y no representan una desaceleración en el crecimiento del excedente chino. Stephen Green, de Standard Chartered en Shanghai, dijo que la cifra menor fue probablemente resultado de que los exportadores  adelantan sus pedidos preocupados por los planes de reducir los reembolsos por impuestos a las exportaciones después de otro cuestionamiento de EEUU en la OMC. Aún con una cifra inferior en marzo, el excedente para el primer trimestre de 2007 fue de US$46,5 millardos, el doble de la del mismo periodo del año pasado. (Trd. IPC)

En una nota a sus clientes, Goldman Sachs dijo que el excedente de marzo mantendría la presión sobre el renminbi para que se aprecie, lo cual según dijo el banco es una forma “más eficaz” de enfrentar los desbalances.

VERSION IVAN PEREZ CARRION