China invertirá en Cuba; se va Hu Jintao

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/97E54A92-1322-463C-8165-C06D19896241.jpeg

LA HABANA (AFP).- El presidente chino, Hu Jintao, dio un fuerte espaldarazo político-económico a su homólogo Fidel Castro, en una intensa visita de 29 horas a Cuba que concluye este martes. “Contamos con una base sólida para profundizar nuestras relaciones debido a nuestras amplias coincidencias políticas. Ambos escogimos el camino socialista para nuestro desarrollo”, dijo Hu al término de una entrevista con Raúl Castro, hermano del presidente cubano y segundo en la jerarquía de la isla.

   El inusual encuentro entre un mandatario visitante y Raúl Castro, abrió en círculos diplomáticos de La Habana el recurrente tema de la sucesión del poder en la isla, mientras otros creyeron vislumbrar también una reunión entre el jefe de la Comisión Militar Central china y el ministro de las Fuerzas Armadas de Cuba.

   Por su parte, Raúl Castro resaltó que “China ha logrado una proeza al transformar un país multiétnico, atrasado y pobre, en una verdadera potencia”.

   “Pero esto no fue fruto de un milagro, sino que se logró con la guía del Partido Comunista, que condujo hacia el socialismo -por las vías chinas- a este crecimiento”, añadió.

   Hu llegó a La Habana la tarde del lunes, en la primera visita a Cuba de un mandatario de una potencia extranjera tras la reelección del presidente estadounidense George W. Bush para otros cuatro años en la Casa Blanca, un período que se prevé tan duro como el anterior para la isla.

   El viaje del mandatario chino se realiza también en momentos en que la relación de Cuba con la Unión Europea, el mayor inversionista en este país, se encuentra estancada por desencuentros políticos.

   A pesar de las coincidencias políticas, Fidel Castro marcó diferencias en concepciones económicas entre el socialismo de los dos países: China marcada profundamente por la reforma y Cuba con su apego al comunismo ortoxo.

   “Cada pueblo debe adaptar su estrategia y sus objetivos revolucionarios a las condiciones concretas de su propio país”, dijo Castro al condecorar a Hu con la orden José Martí, la más alta que concede Cuba.

   En su estancia, que totalizará 29 horas en la isla, Hu mantuvo una entrevista privada con Fidel Castro, presidió las conversaciones oficiales entre ambos países y suscribió 16 acuerdos de cooperación e inversión.

   Cuatro de esos convenios están relacionados con la industria del níquel, mineral del cual Cuba posee una de las primeras reservas mundiales y es el quinto productor global.

   Ambos países acordaron establecer una empresa mixta (51% de Cuba) para explorar los yacimientos de San Felipe (este).

   Además, el suministro de 4.000 toneladas anuales de sínter de níquel (un producto intermedio sin refinar) entre 2005 y 2009 (20.000 en total); el establecimiento de una planta de ferroníquel (51% para Cuba) en el municipio de Moa (este) y el financiamiento para la construcción de dicha planta.

   Se desconoce el monto de la inversión en el resto de los acuerdos, que abarcan áreas como biotecnología, telecomunicaciones, petróleo, modernización de ferrocarriles y puertos, desarrollo vial, turismo y astilleros navales, así como una moratoria de 10 años para la deuda que Cuba contrajo con el país asiático entre 1990 a 1994.

   Paralelamente a la visita presidencial china, se desarrolla el I Foro Empresarial bilateral, donde se exploran diferentes campos de comercio y cooperación, muchos de ellos amparados por convenios marco previstos en los 16 acuerdos firmados.

   Después de más de 12 años de soledad política y económica tras el derrumbe del bloque soviético, Cuba se pone a la sombra de otro poderoso aliado, aunque con una relación más pragmática e independiente que la que mantuvo durante 30 años con Moscú.