China: la Casa Blanca condena el “atroz” atentado en Xinjiang

WASHINGTON. La Casa Blanca condenó este jueves el “atroz” atentado “terrorista” que ensangrentó Urumqi, la capital de la región china de Xinjiang, y que dejó al menos 31 muertos.   “Se trata de un acto de violencia abyecta y escandalosa contra civiles inocentes.

Estados Unidos se opone firmemente a cualquier forma de terrorismo”, escribió en un comunicado Jay Carney, portavoz de la presidencia estadounidense.   Xinjiang es escenario de hechos de violencia creciente desde hace un año, atribuidos por Pekín a “terroristas” uigures, separatistas y fundamentalistas musulmanes. Desde entonces, Pekín ha endurecido su política de seguridad.

Los uigures, musulmanes turcófonos, constituyen la principal etnia de esta vasta región semidesértica pero rica en recursos mineros, fronteriza de varios países de Asia central.

Según el relato de la agencia oficial China Nueva, el jueves a las 07H50 (23H50 GMT del miércoles), dos vehículos se introdujeron en medio de la muchedumbre en un mercado al aire libre en Urumqi, y sus ocupantes lanzaron explosivos.