Chirac sufre revés en comicios

PARIS (AFP).- El partido del presidente Jacques Chirac (centroderecha) sufrió un serio revés en la primera vuelta de las elecciones regionales de este domingo en Francia, en las que la izquierda y la extrema derecha registraron un fuerte avance, según los primeros sondeos a boca de urna.

La izquierda (socialistas, comunistas y ecologistas) obtendría un 40,5% de los votos. La mayoría gubernamental un 34%, la extrema derecha un 17,5% y la extrema izquierda un 5%, según los sondeos citados por la televisión.

“Los franceses quisieron lanzar una advertencia seria” al gobierno (en el poder desde las legislativas del 2002), declaró el primer secretario del Partido Socialista, Francois Hollande, que se congratuló del “avance de la izquierda” tras su derrota electoral de hace dos años.

Una segunda vuelta está prevista para el próximo domingo 28 de marzo en la que esencialmente deberán enfrentarse el partido del presidente Chirac (Unión para un Movimiento Popular, UMP), los socialistas, y el partido de ultraderecha de Jean-Marie Le Pen, el Frente Nacional (FN).

El voto por el partido de extrema derecha fue el más alto que haya jamás obtenido en la primera vuelta de una elección nacional. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de hace dops años, su líder, Jean-Marie Le Pen, que se enfrentó a Chirac, logró un 17,8%.

Según los cálculos, el FN va a participar en la segunda vuelta en 19 de las 22 regiones metropolitanas de Francia, ya que una formación necesita ganar un 10% en la primera vuelta para participar en la segunda.

Le Pen se declaró este domingo por la noche “convencido” de que los resultados de su partido serán “aún mejores” en la segunda vuelta de las elecciones regionales, el domingo próximo.

Ante la televisión francesa, el líder de la extrema derecha dijo que los resultados ya han sido “aún mejores” que en la primera vuelta de la elección presidencial del 2002″.

Cerca de 42 millones de electores fueron convocados para elegir a los consejeros regionales y consejeros generales, el poder ejecutivo en los departamentos, pero los analistas han recalcado que los votantes iban a tomar igualmente esta ocasión para juzgar el trabajo cumplido por el gobierno formado hace dos años por el presidente Jacques Chirac.

La participación en la primera vuelta sería mayor de la prevista, alrededor de un 61%, según las estimaciones de los institutos de sondeos, IPSOS, CSA y SOFRES, que reportan una tasa de abstención menor de la prevista, de alrededor un 38,5%, menor que la registrada en el precedente escrutino regional de 1998, cuando la abstención alcanzó un 42,3%.

Si esta tendencia se confirma, retrocedería el aumento de la abstención registrada desde fines de los años 80 en la mayoría de las elecciones francesas.

Un reciente sondeo de opinión, publicado por el diario Le Monde, mostró que el 70% de las personas interrogadas deseaban que los electores “aprovechen esta elección para manifestar su descontento” con el gobierno, lo que representa un alza de tres puntos desde el precedente sondeo similar el 26 de febrero.