Chispitas-Chispitas

Muy importante el anuncio de que las reclusas de Najayo recibirán clases de teatro, canto y costura. Las disciplinas ayudan para un mejor comportamiento en la sociedad. Nadie sabe si de las reclusas surge una excelente actriz, una de las mejores voces y la diseñadora que necesita el país.

…..

Dicen que a Jochy Santos le tiraron una “guagua” y que comenzó a hacer sus efectos luego de la polémica por no estar de acuerdo con el equipo de producción de “Sábado de Corporán”. Nosotros no creemos ni en “güiri-güiri”. Lo del brazo de Santos es porque se cayó de una bicicleta, nada más.

…..

Ahora, si Jochy cree en eso, le leen la taza y tira las barajas, debe ir urgente a la playa más cercana y darse un baño con los ojos bien abiertos y la nariz tapada. Eso sí, saldrá como un pulpo.

…..

Artistas de todas partes firman contratos sin leer y sólo se fijan en las cifras, por lo que luego gritan como los niños que esperan un juguete y le dan una paleta de menta. Ahora le toca quejarse a Tiziano Ferrero.

…..

Presentarán noche de cine en el Centro Domínico Alemán el 3 de mayo con la proyección de “La vida sexual de los peces”. Por el título nos parece un interesante documental. Ahí estaremos.

…..

En la revista Farandu Life, de Carlos T. Martínez, Lumy Lizardo dice que René Brea la acosaba sexualmente. “En un momento en que salía del canal, él me persiguió en su automóvil, me llamó por teléfono y me dijo que hiciéramos una parada para cenar. Le respondí que iba a hacer una parada, pero en la Policía. Tengo testigos”. Eso está fuerte.

…..

En el país hay talento y a la hora de los concursos de canto se demuestra que sólo faltan oportunidades. En el Festival de Bachata Barceló participan muchos jóvenes con condiciones.

…..

Jennifer López gastará miles de dólares para cambiarse el nombre. Quiere tanto a Marc, que desea no tener el López, sino el Anthony. Al principio todo es complacencia y después pleitos. Allá ella.

…..

Ya no venden en las esquinas los palitos de coco, de esos que con la humedad de la boca se derretían. Ahora venden unos que son más duros que la goma de un avión. Cualquiera pierde tres dientes.