Cielo naranja
Hacia las obras completas de Pedro Henríquez Ureña

http://hoy.com.do/image/article/417/460x390/0/648D2C11-9267-454B-A76E-7652D3F2E736.jpeg

A pesar de ser el escritor y  pensador más trascendente de nuestro país, la obra de Pedro Henríquez Ureña (1884-1946) sigue en la sombra, esperando ser recuperado en la “patria de la justicia” que tanto vislumbró. 

Si grande es la empresa, gratificante son los logros que se van obteniendo: los primeros cinco tomos de su “Obra completa”, que recogen sus últimos diez años de existencia, 1936-1946. En total, hemos recuperado un aproximado de 45 por ciento de textos que hasta ahora se habían quedado cautivos en su primera publicación.

Al comenzar el proyecto en el 2002 nos planteamos un carácter cronológico, comparativo y crítico. Comenzamos por su última producción debido a la densidad de la misma, a su relativa accesibilidad y porque la única manera de presentar el alcance del proyecto era dando un paso visible, concreto.

Hemos tenido dos referentes: el realizado por Jacobo de Lara en diez tomos publicados por la UNPHU entre 1976-1980, y el más reciente de 2003 en cinco tomos. Lara siguió un criterio cronólogico, el más válido, pero falló en cuanto a la transcripción y edición d  e los textos, dejando fuera casi la mitad de los escritos de y referentes al Maestro. A este respecto, habría que ver la sustancial crítica de Emilio Carrilla a este proyecto y la manera de implicarlo con los más recientes avances de la investigación académica. De lo publicado en el 2003,        mejor ni hablar. Anunciado con bombos y platillos, y realizado por un equipo de nuestro Aerópago intelectual, esos cinco tomos destacan por las sustantivas incongruencias y garrafales errores: mientras habría que destacar los apartados de lo lingüístico y la ficción, se podría prescindir de todo el resto. [Semejante error de “obra completa” a partir de lo temático vuelve a asumirse con Max Henríquez Ureña… Esperamos que el barco no zozobre…].

Nuestro proyecto ha comenzado con un levantamiento bibliográfico activo y pasivo, corrigiendo y ampliando los trabajos de Emilio Rodríguez Demorizi y Susana Speratti. Debido al carácter autocrítico del autor, hemos tratado de comparar las diferentes versiones de sus textos, resaltando ampliaciones, correcciones y supresiones, de manera que puedan apreciarse las variaciones de sus propuestas discursivas. Un aspecto relevante en esos últimos diez años fue el haberse él desenvuelto esencialmente entre la filología y la política. Ahí tenemos dos obras monumentales referidas a su país, “El español en Santo Domingo” y “Letras coloniales…”, y otra que hasta ahora no había sido recuperada, “El español en Méjico”. También ofrecemos la primera edición crítica de “Las corrientes literarias en la América hispánica”, redactadas en inglés y filtradas por su traductor, Joaquín Diez-Canedo. Lo más novedoso de la empresa son sus discusiones “sociológicas” en la revista Sur, prueba de que tanto la guerra española como la Segunda Guerra gravitaban en la necesidad de un diálogo intelectual Norte-Sur.

Para este trabajo armamos un pequeño equipo de colabores en Madrid, Buenos Aires y Santiago de Chile. Ahora tenemos que recuperar su obra hasta 1945.

http://www.cielonaranja.com

Espacio ::: Pensamiento ::: Caribe ::: Dominicano