Ciencia Divertida, una forma amena de aprender

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/9E1467B0-8778-4EB2-88B9-079E2506DAB5.jpeg

POR HELEN JÁQUEZ
Existen niños a los que no les gusta ir a la escuela, pues la encuentran aburrida por eso de que resulta difícil pasar entre seis y siete horas diarias en un salón de clases,

Con esta razón, hace más de 10 años que se creó un proyecto que busca por medio de diferentes talleres interactivos el instruir de una manera diferente: por medio de la diversión.

“Ciencia Divertida” es el nombre de este proyecto que surgió en Madrid, España  y que ahora se encuentra, desde hace un poco más de un año, en la República Dominicana, bajo la dirección de Pilar Flores.

Este es un sistema de enseñanza innovador en el que se emplean varias técnicas de aprendizaje, entre las que se destacan, la utilización de la estructura de la psicología de Vygotsky, el método TPR (“Total Physical Response”), SDAIE (Specifically Designed Acedemic Instruction in English, PQS (Plonsky Question System).

Hilda Aquino, quien es la encargada de los monitores manifestó que, “los niños y niñas que tiene la oportunidad de participar en uno de nuestros talleres se muestran felices y agradecidos, mostrando al final siempre una sonrisa de satisfacción”.

Este proyecto cuenta con un grupo de personas preparadas en el área dramática y otras especialidades, específicamente psicología, magisterios y ciencias. Todo con el objetivo de poder captar y encaminar la atención de los niños hacía los estudios.

“La Botarga” es el personaje emblemático de Ciencia Divertida, representando por el científico Albert Einstein, quien en compañía de dos científicos locos caracterizados por dos actores egresados tratar de aportar fórmulas divertidas a las instituciones que visitan.

En una hora y 20 minutos los niños pueden entretenerse y al mismo tiempo aprender. Ciencia Divertida ofrece diferentes talleres en el que se tratan temas de salud, astronomía, electricidad, física, medioambiente, química, tecnología, nuevas tecnologías y más.

Cada taller está compuesto por música, juegos y prácticas, que les permiten a los “pequeños científicos” no sólo  retener lo aprendido, sino que además lo hacen de manera amena y diferente.

Para los más grandecitos, esquema ofrece programa de orientación sexual y de no consumo de alcohol y drogas. Todo tratado de una manera objetiva y orientadora.

Este interesantísimo método de enseñanza tiene como única misión el despertar la curiosidad e imaginación de los niños a través de una experiencia divertida y educativa donde se comprenda la importancia e interés de la ciencia y su efecto en el mundo que nos rodea.