Ciencia plus
Luto, dolor y esperanza

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/066BF65D-5E44-4D73-ADCD-C941E5AC3B05.jpeg

La reciente tragedia de Haití ha puesto a pensar a mucha gente que cree que “nunca”le sucederá algo, que ese tipo de cosas solo les suceden a los demás.

Ojalà y tú querido lecto no seas uno de estos, los eventos climatológicos pueden sorprender a cualquiera, sin importar clase social, lengua, nacionalidad e incluso edad, lo que nos resta ante experiencias tan devastadoras como esta, es tomar la iniciativa para prepararnos.

Desde ya, como integrante de tu familia, comunidad y lugar de trabajo o iglesia, manifiesta tu interés en que se haga un plan contra desastres y se efectúen los simulacros  de inmediato.

Ante eventos que no se pueden predecir, solo vale estar preparados para enfrentarlos, sin dudas saber qué hacer en el momento indicado y contar con provisiones para enfrentar la escasez hará una gran diferencia, muchas veces tan marcada, como la vida y la muerte.

Ahora el pueblo haitiano está pasando por un momento de oscuridad, sufrimiento; un dolor profundo que les causa luto emocional y un terrible malestar por la incertidumbre de saberse sin un futuro ante las desventuradas circunstancias en las que se encuentra. Nosotros, sus vecinos más cercanos, debemos vernos en el espejo de su amarga realidad, estar prevenidos, no solo tener el deseo de crear un plan de acción anti terremoto, tsunamis o huracanes, sino renovarnos de fuerza interior e ir a la práctica.

Llena tu corazón de motivación para implementar un plan de acción con tu familia y comunidad, ojalà y que todos, incluyendo a las autoridades se tomen muy en serio la tarea de prevenir, para que luego no se nos vaya la esperanza y repitamos con pesar esta triste historia.