Cientos de mujeres marchan al Congreso contra violencia

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/F5B5977C-EE4E-4C1A-B421-53CD892E6055.jpeg

POR MARIEN A. CAPITAN
“Con mujeres amas de casa, ese código no pasa” vociferaban ayer cientos de mujeres que, llegadas desde los más diversos puntos de la geografía nacional, se concentraron frente al Congreso Nacional para exigirle a los legisladores que no permitan que la reforma del Código Penal elimine las conquistas que se alcanzaron con la Ley Contra la Violencia Intrafamiliar 24-07.

De esa manera, portando carteles y gritando consignas en contra de la violencia de género,  representantes de más de diez organizaciones conmemoraron el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

Al ver el revuelto que estaban formando, los diputados Cristian Paredes, Uraldo Mesa y Julio Encarnación salieron a conversar con las manifestantes y a explicarles que el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, no podía atenderlas.

Por esa razón Wendy Alba, de la “Coalición de ONG’s por un Código Penal Moderno y Consensuado”, le entregó a Paredes la propuesta que desde hace dos años diseñaron las mujeres para evitar que el nuevo código penal signifique un retroceso en el respeto a los derechos humanos y a los derechos de las mujeres.

Tras recordar que la República Dominicana es signataria de los acuerdos internacionales que se han firmado a favor de la no violencia contra la mujer, Alba señaló que la reforma del código haría retroceder la justicia dominicana al punto en el que estaba hace casi cien años atrás.

Para evitarlo, el colectivo propone que se tipifique y criminalice el incesto, que se reconozca el carácter de género de la violencia contra las mujeres, que se castiguen la violencia doméstica y psicológica y que prohiban que una víctima de una violación se case con su agresor. También que castiguen a quienes exploten sexualmente a los menores y que se reconozca el derecho a de las mujeres a interrumpir un embarazo cuando su vida esté en peligro, cuando se compruebe que el feto tenga algún tipo de malformación o cuando el embarazo sea producto de una violación o de incesto.

Por otra parte, Sergia Galván, de la Colectiva Mujer y Salud, indicó que las mujeres que integran el colectivo desean que las discusiones que se llevan a cabo para estudiar la reforma del código se abran a las vistas públicas.

En tanto, la subsecretaria técnica de la Secretaría de la Mujer, Sonia Díaz aseguró que el proyecto de ley que hoy reposa en el Congreso tiene que ser nuevamente revisado con la sociedad civil para que así se logre avanzar en materia jurídica. “En este código desaparece la figura de la violencia contra la mujer; el incesto aparece como un agravante de la violación y no tipificado. Tampoco se tipifica el acoso sexual”, se quejó Díaz.

Posteriormente, Alba se comunicó por la vía telefónica con Pacheco quien le aseguró que se harán vistas públicas para discutir la reforma. Estas vistas, sin embargo, no se producirán antes del próximo mes de enero.

Finalmente, aunque ya habían hablado con algunos diputados, un grupo de las manifestantes fue recibido por una comisión encabezada por el vicepresidente de la Cámara Baja, Manuel Alberto Sánchez, y formada por Severina Gil, Tabarés Rodríguez, Uraldo Mesa y Ulises Rodríguez.

Durante la concentración participaron mujeres que pertenecen a diferentes organizaciones campesinas y barriales de Villa Altagracia, Elías Piña, Higüey, San Rafael del Yuma, Guerra, Hato Mayor, Los Llano, Baní, Monte Plata, Azua, San Cristóbal, Santiago y Bayaguana, entre otros.