Cientos manifestantes siguen presos en Cuba

Cientos manifestantes siguen presos en Cuba

La policía detiene a un manifestante antigubernamental el domingo 11 de julio de 2021 durante una protesta en La Habana, Cuba. Familiares y amigos de cubanos que fueron arrestados en medio de las inéditas protestas han confirmado que las autoridades judiciales cubanas están desarrollando juicios sumarios contra los manifestantes. (AP Foto/Ramón Espinosa)

Al menos 805 personas fueron detenidas durante o después de protestas, de las que 249 han sido liberadas, 516 permanecen en prisión y 40 en paradero desconocido

Cientos de manifestantes y activistas siguen encarcelados un mes después de las históricas protestas del 11 de julio en Cuba, mientras sus familiares y organizaciones defensoras de los derechos humanos denuncian malos tratos, falsas acusaciones e irregularidades procesales.

Al menos 805 personas fueron detenidas durante o después de las protestas, de las que 249 han sido liberadas, 516 permanecen en prisión y 40 en paradero desconocido, según el centro de asesoría legal Cubalex.

La Fundación para la Democracia Panamericana, maneja cifras similares. El Gobierno cubano no ha publicado datos.

El miedo
“El proceso de verificación es lento. Hay miedo dentro de Cuba y las familias temen que se haga pública determinada información”, explica la abogada Laritza Diversent, directora y fundadora de Cubalex, que brinda asesoría legal a los arrestados del 11 de julio y sus allegados.

Algunos, sin embargo, han perdido el miedo y denuncian la situación de sus seres queridos en las prisiones cubanas.
Jennifer lleva un mes sin ver a su marido, Aníbal, un mecánico automotriz de 25 años que fue detenido durante una protesta en Güines, 50 km al este de La Habana, acusado de “atentado” -delito que conlleva entre uno y tres años de prisión- y encarcelado sin opción de recibir visitas.

Desde hace 31 días solo ha podido comunicarse con su familia en dos llamadas telefónicas a su esposa, a quien relató el momento de su arresto.

“Me dijo que ya se retiraba hacia la casa, estaba hablando por teléfono. Le vienen arriba policías vestidos de civiles y boinas negras. Empezaron a darle golpes. Le dieron descargas eléctricas con un bastón, se cayó al piso y en el piso le siguieron dando”, asegura su esposa, técnica de laboratorio de 21 años.

Layda, la madre de Aníbal, contrató a una abogada pero ella tampoco ha podido visitar al detenido, algo habitual en Cuba, según Cubalex.

“En la legislación cubana no se garantiza abogado durante los interrogatorios, lo cual es una violación de la garantía del debido proceso según el derecho internacional”, asegura la directora de la ONG jurídica.

A la mayoría de los cientos de manifestantes arrestados se les imputan delitos como desacato, incitación a delinquir, propagación de epidemia, desorden público, atentado y resistencia, castigados con entre varios meses y años de cárcel en el Código Penal.

Acusaciones falsas y juicios sumarios

Denuncian en su mayoría las acusaciones son falsas o carentes de pruebas, lo que no ha impedido que decenas de personas recibieran condenas de prisión en juicios sumarios. “Muchos fueron juzgados sin presencia de abogado y la sentencia se dicta oral, lo que constituye violación de las garantías del proceso”, afirma Cubalex.

Publicaciones Relacionadas