Cientos marchan por los policías caídos y apoyo y defensa de sus familias

p10

El presidente de los Derechos Humanos sin Rostros abogó ayer porque se investigue, aprese y se someta a la justicia a los acusados de matar a policías y militares y para que se apoye a las familias de las víctimas, que casi siempre quedan desamparadas.
El tema fue planteado por Eugenio Torres, presidente de esa organización, en una marcha motorizada “Por los policías caídos”, que partió desde el parque Braulio Álvarez, en Villa Consuelo, hizo una parada frente al Palacio Nacional y concluyó en la Leopoldo Navarro, próximo a la sede de la Policía Nacional.

Torres solicitó al jefe de la institución del orden, Nelson Peguero Paredes, gestionar que se castigue con todo el peso de la ley a quienes atenten contra la vida de agentes policiales, en la mayoría de los casos asesinados mientras cumplían con su deber.
Afirmó que los agentes policiales son hijos, padres y ciudadanos que luchan por el bienestar de su familia.
Refirió que solo en los primeros 30 días de enero pasado, 20 agentes policiales murieron víctimas de las acciones delictivas, mientras gran parte de los presuntos sospechosos no han sido sometidos a la Justicia, y se teme se olviden.
Añadió que en el año 2015 murieron 105 entre ellos 50 agentes policiales y el resto militares del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, pero muy pocos de los implicados en esos hechos criminales han sido apresados.

Exhortó al jefe policial a socorrer y asistir a las familias de esos agentes asesinados, entre estos sus hijos huérfanos, muchos de los cuales viven en sectores marginados, donde a veces son víctimas de la delincuencia.